A un click
Viernes 28 de Agosto de 2015

Los ácaros en nuestras mascotas

Los ácaros son diminutos parásitos con aspecto de cangrejo que viven en los canales auditivos de los perros y gatos y se alimentan de la cera y de otras secreciones. No suelen morder, pero pueden causar una importante inflamación y molestias.

Los ácaros en la piel canina, comúnmente conocido como sarna, son una infección parasitaria similar a la sarna que afecta a la piel del animal. Irritan la piel, haciendo que el perro o gato se arañe constantemente la zona afectada y con el tiempo causando la pérdida de pelo y la formación de costra.

Sarna otica
Los ácaros auriculares, atacan tanto a perros como a gatos. Estos parásitos causan irritación grave del conducto auditivo, donde se acumulan residuos de escamas, costras o cera.
El tratamiento deberá ser siempre hecho por un veterinario y para que sea eficaz el medicamento que se introduzca en el oído, debe entrar en contacto con los ácaros. Por eso, primero hay que hacer una limpieza completa y delicada del canal auditivo con soluciones antisépticas, por el cuidado de la maniobra y para evitar daños mayores en el oído, ásta debe ser realizada por un veterinario.

Recomedaciones
Un tratamiento preventivo a todos los perros o gatos que convivan con un perro infectado, para prevenir la re infección.
La cama o colchón del perro y/o gato enfermo deberán lavarse con agua y jabón, y luego rociar con amitraz.
Para evitar la infección secundaria de la piel, es preferible bañar al perro con jabón o shampoo antiséptico como por ejemplo los formulados a base de Cloruro de Benzalconio.
En caso de que ocurra una infección cutánea, se debe prescribir antibiótico por vía oral o tópica.
No usar medicamentos que no hayan sido recetados.
No tratar de curar la sarna con remedios caseros, la aplicación de querosén o de aceite quemado sólo empeoran las cosas y producen lesiones mayores.

Comentarios