santafe
Sábado 06 de Febrero de 2016

Los Carnavarriales harán bailar a B˚ San Lorenzo el 20 de febrero

Confirmada. Las murgas y comparsas agrupadas en Momo se reunirán esa tarde frente al Centro Cultural  El Birri, para recorrer las calles. Aún resta ratificar la realización de la segunda jornada, el 27, en Alto Verde

Los festejos de los Carnavarriales tienen una fecha y lugar confirmados: el próximo 20 de febrero a las 19 frente al Centro Cultural El Birri. Esa tarde, las murgas y comparsas que integran el Movimiento de Organizaciones Murgueras del Oeste, se congregarán para desplegar todo lo ensayado a lo largo del año y llevar el color y la alegría a los vecinos que asistan a la fiesta.
En esta oportunidad las agrupaciones se reunirán a partir de las 19 frente al Birri, donde realizarán un recorrido sobre General López, entre Zavalla y San José. Desde la organización del evento adelantaron que aún resta definir la segunda jornada de festejo, que sería el 27 de febrero en Alto Verde, ya que explicaron que aún se encuentran trabajando para lograr la habilitación de la Municipalidad.
Estas jornadas son vividas con mucha alegría, ansiedad y nerviosismo por todos los actores que integran las murgas y comparsas barriales. Es una oportunidad para demostrar todo lo que se aprendió a lo largo del año, donde los ensayos y las prácticas marcaron el ritmo de la rutina diaria.
Esas noches, las calles de los barrios donde se realizan los Carnavarriales se llenan de color, alegría y música. Los chicos marcan el ritmo a todos, ya que son ellos los quienes llevan el mando. El esfuerzo de todo el año se plasma en un festejo, para dar lugar a la satisfacción de los logros que se alcanzaron.
Diario UNO dialogó con Piter, de la murga El Trote, y con Alicia Gonzáles y Stella César ,de la murga de Los Principitos con el objetivo de que brinden un panorama del proceso que viven a lo largo del año hasta el momento del estreno.
Los Principitos está conformada por 30 chicos, divididos en dos grupos de 15 chicas y 15 varones. Todos los días de 17.30 a 19, el grupo se reúne en un campito ubicado sobre Reinares y Piedrabuena para ensayar. La coordinación este año está a cargo de Alicia y su marido, Hugo, mientras que Stella estuvo al mando de la confección de los nuevos trajes que los murgueros estrenarán. 
“Los chicos están muy entusiasmados, enloquecidos”, afirmó Alicia con un tono de ansiedad en su voz. Los chicos tuvieron su primera participación ayer, en los Carnavales entre Todos, los cuales son organizados por la Municipalidad. En tanto, el próximo 20 de febrero dirán presente en El Birri. Las últimas fechas confirmadas son las del 4 y 5 de marzo, en la ciudad de Santo Tomé. “La agenda tiene muy entusiasmados a los chicos que integran la murga, ya que muchos salen por primera vez”, agregó Alicia. 
Las edades de sus integrantes es variada y se pueden encontrar alumnos que tienen 3 años, en ese sentido destacaron el hecho de que el director de la murga tiene 17 años mientras que la encargada de dirigir a las mujeres alcanza los 16. “El más chiquito que va tiene 3 años y tiene toda su vestimenta nueva”, dijo divertida Alicia.
En tanto El Trote está conformada por un grupo de 30 jóvenes cuyas edades oscilan entre los 10 y los 20 años.
Encarar un nuevo ensayo, una nueva temática de laburo es un desafío constante para todos los que trabajan en la materialización de los Carnavarriales. Así lo aseguró Piter, quien viene trabajando desde el minuto cero en lo que el considera es una labor que conjuga integración, contención y cultura.
“Es un acompañamiento que estamos haciendo en lo artístico, que ya es un trabajo, y por otro lado construyendo y fomentando vínculos sociales”, explicó Piter sobre la labor de contención que realizan. 
“En los barrios pobres de la ciudad, cada uno tiene su problemática, como la violencia, y en esa realidad nos movemos”, explicó el referente de El Trote, al mismo tiempo que aseguró que el desafío es seguir trabajando a pesar de los problemas que se deben sobrellevar a diario.
A pesar de este panorama los preparativos no se empañan jamás y los integrantes de las agrupaciones continúan trabajando. “Ahora que nos estamos acercando, va creciendo la ansiedad y el ritmo de trabajo”, manifestó Piter sin dejar de recalcar que la importancia de los Carnavarriales radica en poder participar y mostrar a los familiares el laburo de todo el año y las capacidades que van desarrollando los chicos.
La frecuencia de los ensayos varía de dos a tres veces por semana, hasta que la distancia entre los ensayos se acorta al acercarse el estreno. 
Los nervios no son una opción para la jornada más importante, es por esto que siempre hay un momento que se llena de mística, donde los integrantes se reúnen para tranquilizarse. “A veces también hay muchos nervios inclusive de gente que está hace mucho tiempo y siente gran ansiedad ante la proximidad de la actuación”, explicó Piter. Es por esto que se llevan a cabo actividades de sociabilización y de esa manera si hay algún conflicto se analiza. “Porque si no se hace esto, de nada vale ponerse a tocar. No es solo el momento artístico, sino ir viendo qué le pasa a cada uno”, sostuvo. 
Hay que destacar que la actividad de El Trote no se limita a los festejos de verano ya que como explica el referente de la agrupación Momo desarrolla actividades todo el año. Los corsos de invierno en la Vuelta del Paraguayo son una tradición ya impuesta, mientras que en septiembre se realizan eventos para poder sostener la actividad.

La importancia de la estética
Desde la confección de los trajes hasta el arreglo de los instrumentos se gestionan con los ingresos que se obtienen de actividades que cada murga o corso realiza, así como de aportes que se puedan llegar a recibir de parte de terceros.
Mientras que la estética de sus vestimentas estará marcada por su identidad. Cada grupo tiene sus emblemas y colores, los cuales los identifican desde el inicio. En el caso de El Trote, sus raíces están marcadas por su cercanía con el hipódromo y la actividad que en ese lugar se desarrolla, y por esto el caballo es su emblema representativo.
En tanto, Los Principitos, se identifican con los colores verde y blanco. “El blanco busca representar la pureza del niño, mientras que el verde es la esperanza de un mundo mejor”, explicó Stella César, quien colaboró en la confección de los trajes. 
Manteniendo el color del traje y el diseño,este año los chicos vestirán una levita y las mujeres usarán chaleco corto con pollera adosada o un short.
A diferencia de sus compañeros, El Trote no estrenará nueva vestimenta. Sin embargo adoptaron una temática para trabajar la cual se centrará en los aspectos relacionados a los mitos urbanos. 

Actividades en el Tríptico
La Redonda, Arte y Vida Cotidiana y El Molino, Fábrica Cultural, espacios culturales que conforman el Tríptico de la Imaginación ofrecen un importante número de actividades vinculadas con el tradicional festejo de Carnaval.
A lo largo del fin de semana de Carnaval, en La Redonda se podrán construir máscaras y maquillarse para la ocasión, jugar con agua, animarse a los ritmos de carnaval en la Pista de Baile y armar entre todos los presentes el gran Rey Momo que, como marca la tradición, se quemará el martes 9, último día de esta celebración. En tanto hoy, desde las 19.30 se podrá disfrutar de “Afro Malinke”, percusión y danza para chicos y grandes.
Por su parte, El Molino invita a construir pequeños reyes momo que luego serán enviados a La Redonda para formar parte de la gran quema final. La entrada, como siempre, es libre y gratuita.

Por Romina Elizalde - relizalde@uno.com.a / De la Redacción de Diario UNO Santa Fe

Comentarios