santafe
Miércoles 08 de Junio de 2016

Los carreros marcharon para defender su fuente de trabajo

Rechazan el proyecto del gobernador para erradicar la tracción a sangre y exigen un plan que genere trabajo. Desde el municipio estiman que hay 900 carros en la ciudad

Frente a Casa de Gobierno un número de carreros se reunió este miércoles por la mañana en rechazo a la propuesta realizada por el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, que busca la prohibición de la tracción a sangre animal. Pasadas las 10, se los podía ver llegar en bicicleta, la mayoría acompañados de sus hijos, o a pie. El objetivo era uno solo: defender su fuente de trabajo.
 
Ante la imposibilidad de reunirse con el gobernador, los manifestantes entregaron un petitorio en el cual expresaron su rechazo contra la ley que prohíbe la tracción a sangre. “Nosotros hacemos hincapié en que no estamos de acuerdo en que se apruebe la ley contra la tracción a sangre, para que los compañeros puedan seguir trabajando y que se generen proyectos y propuestas de trabajo”, manifestó Petrona Quinteros, referente y vecina de Villa Oculta.
 
 
Entre algunos de los puntos que se plasmó en la nota entregada en Casa de Gobierno destacan la instalación de puestos de atención veterinaria en diferentes puntos de la ciudad, de los cuales se debería responsabilizar el gobierno, para que de esta manera los animales estén atendidos y los cirujas puedan seguir trabajando. 
 
“Que se fijen que detrás de un caballo o arriba de un carro hay una familia numerosa, no somos diez, sino miles. Me parece que eso es importante, las familias, los menores,los chicos, es importante tenerlos en cuenta. La salud y el bienestar del caballo es importante pero la familia también”, manifestó Quinteros, en defensa de la fuente de trabajo que muchos poseen de toda su vida como es el caso de José Luis, quien con 50 años participó del reclamo. “Toda mi vida fui carrero, crié a mi hijo en el carro y estoy criando a mi nieto y tengo 50 años y voy a morir arriba del carro”, relató el compañero de Petrona. La preocupación de este hombre es la misma de los que se sumaron este miércoles. “Si nos sacan el carro, ¿qué hacemos? Otra cosa no tengo”, cerró el hombre.
 
Al ser consultada sobre el número de carreros, Quinteros recordó que durante el último censo que se realizó hace dos años, se contabilizó que entraban solo al microcentro unos mil carros. Ante la falta de respuesta, Quinteros adelantó que seguirán reuniéndose. Es por esto que el próximo sábado llevarán adelante una asamblea para analizar lo que dejó la marcha de este miércoles.
 
 
En esa línea, la referente destacó que al momento de acudir a la Casa Gris se optó por hacerlo sin el uso de los carros. La excepción fue de una de las personas que no podía caminar y que estuvo acompañado por otro. “Pero  decidimos hacerlo a pie. Fue una marcha muy buena para nosotros, mucha concurrencia  de compañeros de distintos barrios de la ciudad y estamos muy conformes”, analizó Quinteros.
 
Si bien desde la Municipalidad se trabaja en un proceso de reconversión, los carreros destacaron que este se da de manera lenta y para pocos. Lejos de negarse a abandonar el medio de transporte que utilizan actualmente para la recolección de residuos, al momento de exponer una alternativa diferente a la que les ofrecen, Quinteros insistió con la generación de proyectos de trabajo y  capacitaciones con salida laboral. “Tiene que haber un trabajo detrás de esto, no somos solo diez familias, hay miles”, expuso la referente. “Creo que el  gobierno  es responsable, tienen que encontrarle una solución a esto”, cerró Quinteros.
 

Grandes generadores
En tanto desde el área de Desarrollo Social de la Municipalidad, el secretario Carlos Medrano sostuvo que desde el municipio se está trabajando en los procesos de reconversión de los carreros. “Nosotros tenemos 32 que están trabajando y hay otro grupo similar de 30 carros que están a punto de convertirse en grandes generadores”, adelantó Medrano, quien aprovechó la ocasión para aclarar que no todos los carreros realizaron el trámite ya que no todos trabajan de la basura de los comercios.
 
La ordenanza Nº 11.917 que regula el plan de residuos fue sancionada en 2012,desde ese entonces el municipio viene trabajando en la reconversión de los carreros. “La ordenanza habla de grandes generadores y no de todos”, puntualizó Medrano.
 
En ese sentido, destacó que hoy la mayoría de los carros deambulan por áreas domiciliarias como barrio Candioti, Roma o Guadalupe, entre otros. El secretario de Desarrollo Social sostuvo que desde la Municipalidad se busca trabajar desde tres grandes aspectos: la basura, las familias que viven arriba de los carros, las cuales estiman entre unos 700 a 900, y obviamente la tracción a sangre, que afecta en cuestiones vinculadas al tránsito y la salud del animal. 
 
“Falta mucho por  hacer  y hay que trabajar con estas familias, el objetivo es trabajar coordinadamente con ellos, no pelearse. Creo que la ordenanza de prohibir por prohibir  no lleva a mucho si no hay políticas de transformación”, analizó el funcionario municipal.

Comentarios