Redes Sociales
Miércoles 31 de Agosto de 2016

Los ciclistas pintan los baches de las calles para evitar accidentes

La idea surgió desde una de las agrupaciones que reúne a los usuarios de las dos ruedas. De esta manera, evitan sufrir roturas en sus vehículos y percances

Al momento de andar en bicicleta por las calles de la ciudad el ingenio, a veces, es uno de los condimentos indispensables para no sufrir ningún tipo de imprevisto. En la última semana se dio a conocer la puesta en marcha de una iniciativa original y preventiva que surgió de parte de un ciclista: pintar los baches que encuentran en las calles para esquivarlos y evitar los accidentes. La idea que se compartió a través de las redes sociales ganó un importante número de simpatizantes que optaron por imitar la acción.
Martín Cadente es uno de los santafesinos responsables de que esta iniciativa haya prendido de manera rápida entre los usuarios de las bicicletas. "No fue idea mía –explicó el joven–, es una tendencia que se da en otros países del mundo. Necesitábamos pintarlos sobre todo para aquellos que entrenan a diario".
El joven, que desde siempre utiliza la bicicleta como medio de transporte, agregó que esta idea se venía charlando entre los distintos grupos de ciclistas, pero restaba ponerla en práctica. "Cada vez que se dé la oportunidad para marcar los baches se hará; no somos el único grupo, hay otras agrupaciones que también están replicando la propuesta", manifestó Cadente.
A pesar del factor sorpresa que acompaña el diseño de las pintadas de los baches, estas son bien recibidos por el resto de la sociedad por tratarse de una actividad preventiva y un símbolo de atención que remarca los bordes de los espacios para tratar de evitarlos. "No es vandalismo, es algo constructivo", aclaró el joven, ya que esto colabora también con la circulación de los automovilistas.
Desde el colectivo Santa Fe en Bici se brega por lograr mejoras para los usuarios de las dos ruedas. Sin embargo las políticas en torno a esta temática no se registran al ritmo de las necesidades reales de los usuarios.
En una ciudad que aún demanda mejoras para los automóviles, vehículo tradicional, y con un sistema de transporte público deficitario, donde los usuarios son los primeros damnificados, es lógico que los principales aspectos vinculados a sistemas de movilidad alternativos queden relegados a un plano lejano y no urgente.
Diario UNO dialogó con Mariana Salvador, referente del colectivo Santa Fe en Bici, en primera instancia por la iniciativa y en segundo lugar sobre las condiciones en las cuales la mayoría se ve obligada a movilizarse.
Al respecto Salvador, se mostró satisfecha por esta medida, la cual surgió de un integrante de uno de los grupos de salidas. "Los pozos son una dificultad, la gente no los ve y se puede llegar a caer en uno muy grande y en caso de que venga un auto atrás se puede generar una tragedia", explicó la referente, quien destacó que si bien comprenden que se están arreglando las calles, evaluó como prudente la nueva forma de señalizar los baches.
En esa línea, Salvador destacó que no solo los baches son una dificultad para poder circular de manera libre y segura. A la lista se deben sumar el estado de las calles y el simple hecho de que estas nunca fueron pensadas desde una perspectiva que incluya a los ciclistas.
"Creo que los que planifican nunca anduvieron en bicicleta, esto de que haya baches y el mal estado de las vías se relaciona con la salud", destacó la consultada, quien recordó que durante las salidas que realiza la comunidad Santa Fe en Bici se registraron casos de integrantes que tuvieron accidentes tanto por las calzadas como por los pozos. "Por esto nos parece prudente que se arme esta movida y si se puede replicar que cualquier vecino colabore a marcar, será bienvenido".
Como consecuencia de los impactos que sufren las bicicletas, muchas veces estas se rompen. En la actualidad, se está dando en la ciudad una movida de bicicletas pisteras, que si bien están diseñadas específicamente para ruta son útiles para andar en ciudad. "Les cuesta un montón andar en Santa Fe –explicó Salvador– por sus ruedas angostas y los repuestos de estas son más caros".
Por esto es importante desde lo mínimo pensar en el ciclista, y tener en cuenta aspectos que si bien parecen equidistantes son fundamentales como el cordón, el pozo, las terminaciones finas de las ciclovías y de las bicisendas.
Al respecto la referente puso como ejemplo el estado del Parque Federal, en el que se evidencia un importante número de baches, así como las "U" invertidas –estacionamientos para bicicletas– que no están pensadas para los ciclistas, ya que están sobre la ciclovía y no da la distancia para esquivarlas. "Las «U» invertidas son un desastre y a pesar de que pedimos muchas veces que se retiren, dudamos de seguir haciéndolo porque ahora se convirtieron en lugares de tránsito para los peatones, por lo que ya no hay más lugar para las bicicletas", explicó la joven.

Comentarios