Ovación
Martes 22 de Marzo de 2016

Los hinchas le dan la espalda

Pese a que los dirigentes ratificaron la continuidad de Franco, en el Twitter de Diario UNO los simpatizantes expresaron su descontento

Por su forma de ser y el estilo que cultiva, el técnico sabalero no suma muchos adeptos y encima la estrepitosa derrota ante Unión lo condicionó aún más. Pese a este cuadro de situación, la Comisión Directiva que encabeza el presidente Marcelo Ferraro se sentó a dialogar el lunes por la noche con Darío Franco y allí se tocaron diversos temas que tienen que ver con el presente futbolístico del equipo.
 
 
Como anticipó Ovación, uno de los puntos centrales del diálogo tuvo que ver con los goles que le marcaron al equipo, producto de la falta de equilibrio que tiene en la zona media. Por eso el técnico asumió el error y le manifestó a los dirigentes que reforzará la mitad de la cancha y en consecuencia Adrián Bastía es un candidato firme a ser titular ante Banfield. 
 
El respaldo que los dirigentes le brindaron a Darío Franco para que siga siendo el técnico de Colón no se refleja en los hinchas que luego de la derrota ante Unión manifestaron su negativa respecto a la continuidad del entrenador. Caer goleado ante tu clásico rival y encima como local resultó un golpe muy duro para los simpatizantes que inmediatamente expresaron su enojo hacia el cuerpo técnico por las decisiones que tomó antes y durante el encuentro.
 
En una encuesta que realizó Ovación a través del Twitter de Diario UNO (@unosantafe) se observó que el 52% de los que opinaron están en contra de que Franco siga al frente del plantel, en cambio apenas un 25% se mostró de acuerdo con la decisión que tomaron los directivos rojinegros. Por su parte, el restante 23% expresó que le daba lo mismo que siga o no. En una clara muestra del desinterés que genera Franco que nunca terminó de identificarse con los hinchas pese a los buenos resultados que obtuvo en el final del torneo pasado y en el inicio de 2016.
 
 
Esto no quiere decir que vaya a modificar el dibujo táctico, pero sí que tomará recaudos a la hora de defender. También se hizo hincapié en la relación del cuerpo técnico con los jugadores y el clima interno, teniendo en cuenta los rumores que surgieron luego del Clásico en relación a discusiones que pudieron existir entre los futbolistas y también la salida de Pablo Ledesma, quien se retiró directamente al vestuario y no al banco de relevos. 
 
Otra de las cuestiones que le plantearon los directivos fue que comience a tener en cuenta a todos los jugadores y es por eso que se puso sobre la mesa el nombre de Franco Leys, a quien Franco marginó en el comienzo del año por considerar que no estaba a la altura de lo que pretendía. 
 
Se sabe que el volante central no desentonó cuando debió jugar y por eso llamó mucho la atención que ni siquiera entrenara con el plantel de Primera División. Leys es de los pocos mediocampistas de recuperación con que cuenta Colón y por eso en esta situación los dirigentes consideran que no se puede prescindir de nadie. El lunes jugó como titular para el equipo de Reserva que venció a Unión por 2-0 en el Brigadier López.
 

Los hinchas sabaleros le dan la espalda a la continuidad del entrenador al frente del equipo rojinegro / Foto: Juan Manuel Baialardo - Uno Santa Fe
 
Por otra parte, también se habló del goleador de Reserva, Nicolás Leguizamón, quien viene cumpliendo una destacada actuación en el equipo que conduce Ricardo Johansen y que bien podría comenzar a tener su chance al menos de integrar el banco de relevos. 
 
Y otro nombre que surgió fue el de Pablo Cuevas, quien recién en el último partido estuvo entre los concentrados pero luego quedo al margen del banco de relevos. Sabe Franco que no cuenta con demasiado oxígeno y que esta vez los directivos se le plantaron como hasta aquí no había sucedido. Con poco margen para negociar, el entrenador se mostró más permeable para asumir errores y admitir sus culpas, más allá de mantener firme sus convicciones.
 
Está claro que más que nunca el entrenador dependerá del próximo resultado para seguir en Colón ya que una derrota ante Banfield se traduciría en el final del ciclo. Es obvio que si no encuentra una respuesta positiva por parte de sus dirigidos en ese caso será el propio Franco el que dé un paso al costado sin que los directivos tuvieran que despedirlo.
 
 
Y este es un punto central de la cuestión ya que si los directivos el lunes por la noche tomaban la decisión de rescindir el contrato del cuerpo técnico tenían que pagarle los tres meses que restan (abril, mayo y junio) para que finalice el vínculo con la entidad sabalera.
 
Por lo cual atendiendo a la situación económica y financiera que atraviesa la institución no es un dato menor que Franco renuncie a que lo echen. Si bien se barajó la posibilidad de que Ricardo Johansen se haga cargo del equipo, la coyuntura económica también es clave para que no tomen una decisión apresurada dado que el Órgano Fiduciario no hubiese avalado la contratación de otro cuerpo técnico.
 
Así las cosas, el encuentro que se disputará en dos semanas ante el Taladro en fecha a confirmar será vital para la continuidad de Franco que hoy pende de un hilo. Si bien el equipo suma 12 puntos en el torneo que es una cifra para nada despreciable, las goleadas en contra resultaron claves para que se trate seriamente la continuidad del DT que tiene críticos dentro de la Comisión Directiva. Por ahora sigue, pero desde ahora todo será partido a partido.

Comentarios