santafe
Jueves 21 de Abril de 2016

Los municipales de toda la provincia realizarán un paro el próximo miércoles

Es en reclamo de una solución al conflicto en Las Rosas, donde "la Municipalidad está paralizada", dijo Claudio Leoni, de la Festram. Reclaman la intervención de Lifschitz.

Los empleados municipales de toda la provincia de Santa Fe realizarán un paro el próximo miércoles 27 de abril, en reclamo por que se respete la conciliación obligatoria en Las Rosas, donde "la Municipalidad esta paralizada", y pedir el retiro del personal de Gendarmería de esa ciudad.

Así lo denunció el titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram), Claudio Leoni, quien destacó que la medida de fuerza "fue tomada por todos los secretarios generales de los sindicatos de toda la provincia, y obviamente participó apoyando esta decisión el sindicato de trabajadores municipales de Rosario".

El paro también estará acompañado por una movilización a Las Rosas, donde afirman que el intendente Javier Meyer (PRO) se niega a aceptar la conciliación obligatoria en un conflicto de más de tres meses de caracter "social y político, hubo amenazas, listas negras, incendios intencionales...", sostuvo Leoni.

"La situación conflictiva viene prácticamente desde el 10 de diciembre", detalló, para añadir que ya llevan "tres meses de la paralización de la Municipalidad. Para cumplir con algunos servicios se está contratando de forma fraudulenta a particulares".

Subrayó que le reclamaron al gobernador, Miguel Lifschitz, "que intervenga inmediatamente en esta situación" y, aunque todavía no obtuvieron respuestas, reconoció que a nivel ministerial "han actuado, han hecho mucho esfuerzo todos los ministerios, eso lo reconocemos, pero la solución no la tenemos".

"El intendente se niega a cumplir con la ley", sostuvo.

Desde Festram anunciaron que las medidas de fuerza del miércoles no alcanzarán aquellas áreas cuyos trabajadores se encuentren afectados a la emergencia hídrica en las distintas localidades aquejadas por las lluvias e inundaciones.
Fuente: La Capital

Comentarios