santafe
Martes 17 de Mayo de 2016

Los panaderos se reúnen este miércoles para analizar el precio del pan

Balance. Desde el Centro de Industriales Panaderos Santa Fe aseguraron que los tomó por sorpresa el anuncio de los aumentos que se difundieron a nivel nacional, y que el kilo del producto no debería sobrepasar los 30 pesos

Desde el Centro Industriales Panaderos Santa Fe (Cipasfe) rechazaron los porcentajes de incrementos que se difundieron en el sector a nivel nacional.
 
Es por esto que este miércoles se reunirán para analizar cuáles han sido los motivos de los aumentos. “A nosotros nos sorprendió esto como a todos”, sostuvo Alberto Carigñano, vicepresidente de Cipasfe quien atribuyó los anuncios en los medios a una operación mediática.
 
En ese sentido el consultado explicó que la institución de la cual forma parte tiene influencia regional y además cuentan con una Federación a nivel nacional. “Esto (en relación al aumento) no salió de las entidades, sino de una persona que no representa a ninguna de estas instituciones”, aclaró el consultado. Punto seguido recalcó que desde la institución no se proyectó ningún tipo de incremento. “Ahora nos reuniremos para analizar que respuestas damos a los medios”, sostuvo el referente de la Cepasfe.
 
En torno a los incrementos que se dieron en algunos locales consultados explicaron que el Centro “no define precios y cada uno se maneja como quiere. “Nosotros lo que podemos hacer es brindar una política orientativa, nada más. En ningún momento nosotros aumentamos en estos días nada. Quizás hay gente que está atrasada”, adelantó Carigñano.
 

Sin dudar sostuvo que el precio del kilo de pan en la capital provincial se comercializa a $25 y $28, pudiendo variar entre los $26 a $30. “Más de $30 no puede estar el pan en Santa Fe, eso es lo que existe hoy”, sostuvo el comerciante e integrante de Cipasfe. “Cada local o comercio se maneja de forma independiente. Es algo que lo hace individualmente cada uno con la libertad que existe de vender al precio que se quiere”, sostuvo el referente del sector. 
 
Al ser consultado sobre la posibilidad de que se tome alguna decisión en torno a la posibilidad de aplicar aumentos, no tardó en explicar que en líneas generales la política de la entidad que Carigñano integra es que el pan permanezca a un precio accesible. “El pan más barato del país es el de la ciudad de Santa Fe, es una política que llevamos adelante”, sostuvo el representante. Y agregó que la entidad trata de palear la situación, al ser el pan un producto que los sectores más humildes consumen los esfuerzos están puestos en mantener el costo y que este no sea exagerado. 
 
“Hacemos lo imposible para mantener el precio bajo del pan y en todo caso aumentar otros productos que no son de primera necesidad como ser confitería y que tiene mayor valor agregado” , finalizó Carigñano.
LEER MÁS: Los costos de la producción afectan al sector
 
Los productos más caros
Sin embargo y a pesar de lo que se explicó desde la Cipasfe en los locales panaderiles consultados por Diario UNO, hoy el kilo de pan registra una suba que ronda (dependiendo la panificadora) los dos pesos promedio.
 
Hay que destacar que en algunos casos los aumentos se registraron la semana pasada, mientras que en otros comercios solo el costo del pan había sufrido modificaciones en el transcurso de la mañana de este martes. 

Hoy comprar un kilo de pan en la capital provincial tiene un valor que oscila entre los 29 a 32 pesos, esto varía si se trata de pan común o especial. Mientras que la semana pasada el mismo producto se conseguía entre los 25 la variedad migñon y el especial llegaba a los 30.
 
 En uno de los comercios consultados aseguraron que los productos elaborados de confitería como son los alfajores y los pastelitos igualaron el incremento del pan y si hace una semana costaban diez pesos por unidad, hoy el mismo producto se comercializa a doce. El momento del mate también sufrió una suba, y es que los bizcochos se fueron de diecinueve a unos veinticuatro pesos el cuarto.
 
En uno de los locales consultados Melina aseguró que el comportamiento en los consumidores cambió y se miden por el dinero que tienen disponible al momento de realizar la compra. “La gente se cuida mucho más, no llevan tanto como antes”, aseguró la empleada quien puso como ejemplo el caso de aquellos clientes que antes llevaban una docena de facturas ahora optan por adquirir una menor cantidad.
 
Por otro lado, en otro local sostuvieron que el incremento solo alcanzó al pan. “No hay mucha diferencia, porque de 28 se fue a 29 el migñon, y a 32 el especial”, aseguró la responsable del establecimiento. 
Mientras que en los demás productos no hubo subas, tampoco hay certezas de que no se registrarán más aumentos.
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios