Jueves 16 de Junio de 2016

Los senadores del PJ quieren más datos para aprobar la toma de deuda

En la sesión de este jueves se aprobó un amplio pedido de informe sobre la ejecución de obras y la situación financiera

El proyecto para tomar deuda por 1.000 millones de dólares sigue frenado en la Cámara alta. Los senadores justicialistas tuvieron una reunión la semana pasada con los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Economía e Infraestructura y Transporte, donde se sacaron algunas dudas, pero no alcanzó.

En la sesión de este jueves, en lugar de habilitar el tratamiento del tema –que ya tiene media sanción en Diputados–, se aprobó un amplio pedido de informe que redactó el Bloque Justicialista con 13 puntos que inquieren más allá del proyecto en debate.
"Lo que necesitamos es una mirada global de las finanzas de la provincia", le dijo a Diario UNO el senador por Las Colonias, Rubén Pirola –quien firmó el pedido junto a Armando Traferri, Cristina Berra y Alcides Calvo, pero contó con el apoyo de todos los presentes.
Los senadores le reclaman al Ejecutivo, entre otras cosas, datos actualizados de la evolución de la deuda con proveedores para los ejercicios 2015 y para el período entre enero y el 31 de mayo de 2016; el monto de deuda tomada del crédito corriente de 2.000 millones de pesos al 31 de mayo pasado, tipo, tasa, acreedor y vencimientos; un pormenorizado detalle de la ejecución de la obra pública durante el año pasado; ejecución presupuestaria analítica al 31 de mayo de este año.

También se le pide a la Fiscalía de Estado un dictamen sobre el planteo de endeudamiento anterior al proyecto remitido por el gobernador; conocer cuáles de las obras planteadas en el anexo del futuro endeudamiento tienen sus proyectos ejecutivos listos al 31 de mayo pasado; que se informe el "destino de los recursos que se tomarán y no se utilizarán en breve plazo, tiempo de inversión financiera que harán, destino de la inversión y las condiciones".

Asimismo se solicitó un detalle de las obras incluidas en el presupuesto 2016 que cuentan con partidas para este año y de las obras y partidas asignadas según decreto provincial de emergencia vial que dispone el monto de 2.000 millones de pesos.
"El tema se planteó institucionalmente porque es información relevante para la toma de decisiones, no para este endeudamiento, pero sí para el análisis y la evolución de las finanzas públicas de la provincia", argumentó Pirola.

El senador remarcó que luego de la reunión de la semana pasada quedaron dudas sobre "la posibilidad de llevar adelante un plan de infraestructura como se está planteando", en referencia a lo ambicioso del proyecto.
"Entendemos que es necesario después de ocho años de desinversión en esta materia y que el propio gobernador reconoce como uno de los temas pendientes. Pero a nosotros nos genera preocupación cómo, en términos materiales, puede desarrollarse el plan; queremos saber si existen los proyectos técnicos de las obras, si es necesario un endeudamiento de tal magnitud, cuestiones vinculadas a la ejecución presupuestaria de los recursos existentes", enumeró.

"En 2015, observamos una subejecución en infraestructura y tenemos un 2016 con 11.000 millones de pesos. Es decir que el próximo año, un gobierno que en el último ejecutó 3.000 millones de pesos, nos está diciendo que puede estar ejecutando 26.000 millones de pesos en infraestructura. Si esto es así, bienvenido para todos los santafesinos y lo vamos a acompañar. Pero queremos todas las garantías necesarias para que toda la provincia cuente con alguna de las obras que se están demandando", aclaró.

Al ser consultado sobre si el PJ considera que el endeudamiento se debe tomar en tramos, Pirola admitió que el PJ aún está debatiendo el tema. Parte de la discusión pasa por el punto anterior: saber si la provincia tiene capacidad de ejecutar tantas obras al mismo tiempo. Las otras dudas que quedaron flotando la semana pasada es qué se hará con el dinero que no se utilice en el corto plazo, ya que la provincia estará pagando un costo financiero por esos dólares. "Cuanta más información tengamos, más sencillo va a ser la toma de decisiones", expuso Pirola.

Si bien la maniobra legislativa dejó la sensación de que se hizo para ganar tiempo mientras se liman las diferencias, Pirola descartó que esto dilate la discusión y dijo que ambas cuestiones pueden ir por caminos paralelos.

Hay algo que quedó claro: el proyecto va a sufrir modificaciones. Por lo tanto volverá a Diputados, la Cámara de origen y que será la que tenga la última palabra. Eso abre un escenario de negociación que deberán llevar adelante los senadores justicialistas con el exgobernador y actual presidente de la Cámara baja, Antonio Bonfatti. Mientras eso no suceda, no habrá endeudamiento.

Los senadores, como el Ejecutivo, son conscientes de la necesidad de realizar obras en cada uno de los departamentos y aseguran que no serán ellos los que pongan palos en la rueda. Pero tampoco quieren aprobar el proyecto con los ojos cerrados.

Comentarios