santafe
Domingo 12 de Julio de 2015

Los traumatólogos todavía no operan por el conflicto con las obras sociales

Solo atienden por Iapos y los sanatorios no les permiten ingresar a los quirófanos. En el transcurso del día habrá un encuentro que podría destrabar la discusión

Luego de cinco meses, el conflicto entre la Asociación de Traumatología y Ortopedia Santafesina, la Asociación de Clínicas y Sanatorios y las obras sociales aún no concluye. Si bien los profesionales y el Iapos llegaron a un acuerdo hace algunas semanas y todo pareció solucionarse, lo cierto es que solo fue en parte. 
Actualmente, el panorama para un paciente es el siguiente: si tiene Iapos será atendido en consultorio por obra social, pero si tiene cualquier otra prestadora de salud, por ahora no. Con lo cual, deberá pagar la consulta de manera particular. Ahora bien, si el paciente debe operarse, directamente no podrá hacerlo ni siquiera pagando particular porque, al día de hoy, los quirófanos se encuentran cerrados para los profesionales por decisión de los dueños de los sanatorios.
En diálogo con Diario UNO, Carlos Abraham señaló que probablemente durante la jornada de este lunes se produzca una reunión para poder llegar a un acuerdo. En este sentido, remarcó que se había llegado a un entendimiento hace algunas semanas, pero que fue incumplido por los traumatólogos, y esto generó la decisión de no dejar operar a los profesionales. 
 “Los traumatólogos aún no se empadronaron y siguen sin atender por obra social. Nosotros tenemos un compromiso escrito de que iban a volver a atender mientras duraran las negociaciones, pero no lo hicieron”, manifestó.
Por su parte, Ricardo Aquino, integrante de la comisión directiva de Atos, contó a Diario UNO que los sanatorios “aún no permiten la realización de cirugías, argumentando que faltan presentar algunos papeles”.
“Nos están pidiendo la certificación de médicos, y de especialistas. Y la verdad es que si me preguntan a mí, después de 30 años de médico, y 25 de especialista, es como si me estuvieran tomando el pelo”, sostuvo el profesional.
La nueva discusión
Según comentó el representante de Atos, los traumatólogos aguardan tener noticias durante este lunes para ver si se puede avanzar en la aprobación del NUN (Nomenclador Único Nacional), y en la actualización del valor de las consultas que reintegran las obras sociales a los profesionales. Este es el motivo por el cual los traumatólogos no atienden a través de las obras sociales. 
“Nuestra asociación al no contar aún con la apertura de los quirófanos, no está aceptando las órdenes de las prestadoras de la salud, y hasta ahora no se pueden hacer operaciones porque se están cumplimentando los requisitos que exige Clínicas y Sanatorios para la inscripción de los médicos”, explicó Aquino.
La posible solución
De acuerdo a lo que señaló el representante sindical, la postura de Atos en el encuentro que se realizaría este lunes con la Asociación de Clínicas y Sanatorios, será dar un par de semanas de gracia, aceptando las órdenes de consulta de todas las obras sociales, a la espera de que estas acepten el NUN y fijen cuál es el valor de la consulta. De suceder esto, lo más probable es que en algunos días se destrabe el conflicto y los traumatólogos vuelvan a operar.
“Yo soy de la idea de que si hay que trabajar en conjunto y levantar todas las medidas, hay que hacerlo. Es decir, aceptar las órdenes de todas las obras sociales, con la condición de que se permita que podamos operar ya. Pero tampoco dar más de dos semanas para que acepten los valores de las prácticas reconocidas en el Nomenclador Nacional y se permita el inicio de las actividades quirúrgicas, porque sino los tiempos se extienden demasiado sin fundamento”, enfatizó.
Habrá que esperar entonces, si esta semana se escribe o no el capítulo final de una discusión que ha dejado a Santa Fe y localidades aledañas sin atención traumatológica a través de obras sociales por más de 130 días. De ser así, probablemente la semana que viene, de acuerdo a lo manifestado por Atos, se podría estar operando nuevamente en la ciudad, y fundamentalmente, los pacientes volverán a tener la atención merecida.
Hasta ahora, el Memo no se puede operar en Santa Fe 
La discusión suscitada entre traumatólogos y Clínicas y Sanatorios, no solo afecta a aquellos pacientes que aguardan la solución del conflicto para poder operarse, sino también al fútbol de Primera División. Hace algunas semanas los médicos del plantel de Unión descubrieron un sobrehueso en el tobillo izquierdo del jugador de Unión, Fausto Montero y tras realizarle los estudios correspondientes, los profesionales determinaron que el futbolista debía ser operado, o de lo contrario no podría retomar la actividad con normalidad.
Hasta el momento esa intervención quirúrgica no tuvo lugar, por el consabido problema que atraviesan los traumatólogos, y la prohibición por parte de los Sanatorios de que los profesionales ingresen a los quirófanos. 
En declaraciones a la emisora radial universitaria, LT10, el mediocampista tatengue explicó las razones por las que aún no ingresó al quirófano y al respecto expresó: “El sanatorio no permite que los traumatólogos operen porque no está cerrado el acuerdo”, y agregó que aunque él o el club quisieran pagar la intervención tampoco se podría hacer.
“Estoy renegando por el conflicto de los sanatorios con los traumatólogos. Hace dos semanas que me tendrían que haber operado”, manifestó y agregó que estaba buscando una alternativa para operarse en Paraná. 
Por último, el futbolista explicó que su lesión se debe a una “reiteración de esguinces en su tobillo” y se lamentó por el tiempo transcurrido: “Ya perdí una valiosa semana que me hubiera permitido comenzar a recuperarme”, señaló.

Comentarios