santafe
Domingo 06 de Diciembre de 2015

Los vecinos de calle Italia piden medidas de seguridad vial

El tránsito creció en los últimos años en esa arteria, al igual que la velocidad. Solicitan señalización formal

“Crónica de un accidente anunciado” indica la referencia de una carta elaborada por vecinos de la calle Italia de la ciudad de Santa Fe, en el barrio residencial Guadalupe, dirigida a Diario UNO. Desde esa primera línea, la misiva hace alusión a las características y condiciones de la arteria mencionada y los riesgos que esto implica para la seguridad vial en la zona.
 
“Es una calle de corta extensión, que nace en la esquina de avenida Almirante Brown (Costanera) y calle Javier de la Rosa, y recorre pocas cuadras hasta calle Larrea. Hasta hace poco tiempo Italia ni figuraba en las plantas urbanas”, describe la nota, que lleva la firma de Marcelo Pablo Cohan, vecino del lugar desde hace más de seis décadas.
 
 
Y continúa: “Está asfaltada, tiene solamente seis metros de ancho, carece de cordón cuneta, nivel apropiado, bocas de tormenta y, parcialmente, de veredas”.
 
El motivo de la preocupación de este ciudadano, al igual que la de otros habitantes de estas cuadras, es que “debido al crecimiento de la ciudad hacia el norte, hoy posee un importantísimo movimiento vehicular, incrementado significativamente desde la apertura del Bulevar French, que permite una rápida conexión con el oeste”.
 
“La calle Italia es de doble mano y cada 30 segundos pasa un vehículo (autos, camiones, motos, cuatriciclos, bicicletas y otros)”, remarca el vecino y acota: “Hay que aclarar que la mayoría de los conductores son discípulos de corredores de turismo de carretera o Fórmula 1. Aquí nadie conduce a velocidad controlada. El único elemento disuasivo es un cartel en la plazoleta de calle Italia esquina Ayacucho, que reza: «Despacio, niños jugando», que fue colocado hace años por los vecinos”, expresó Cohan.
 
Por último, el preocupado lector insistió: “Es constante el paso de peatones hacia la Costanera y demás está decir lo dificultoso de la acción. En conclusión, están dadas todas las condiciones para que se produzca un severo accidente, evitémoslo, por favor”. Firma y se despide: “Un vecino de Guadalupe que ha visto crecer el barrio desde 1954 y desea colaborar con el mantenimiento y mejora del mismo”.

Comentarios