Aguas Santafesinas
Lunes 10 de Octubre de 2016

Los vecinos quieren que estudien las causas del socavón en Vélez Sarsfield

Inquietud. A la altura del 5800 se observa la reaparición de un hundimiento en la calle desde donde brota una importante cantidad de agua. Assa detectó una pérdida en la vereda

La reaparición de un socavón Vélez Sarsfield a la altura del 5800, entre Huergo y Lavalle, despertó la preocupación de los vecinos, quienes están intranquilos por sus viviendas. A este hundimiento sobre la calzada se debe sumar el inesperado brote de agua y el rápido escurrimiento que se evidencia, lo cual es una de las grandes incógnitas que tiene en vilo a los vecinos de esa cuadra, ya que la rapidez en que esto se dio lleva a pensar en la posibilidad de que exista una rotura de cloacas por debajo de la calle y de las viviendas.

"En estos últimos días empezó a brotar el agua, como si hubiera un caño de cloaca roto", explicó Alejando Tramazzi, uno de los vecinos de la cuadra en la que desde hace unos días hay grandes cantidades de agua. En ese sentido, se encargó de aclarar que los hundimientos en la zona se registran desde hace tres años.

Días más tarde y ante el reclamo de los vecinos la empresa Aguas Santafesinas SA (Assa) se acercó al lugar en donde se pudo detectar una pérdida de agua en la vereda, por lo cual se procedió a la renovación de la conexión."Se detectó una pérdida sobre la cual no había reclamo", aseguraron desde Assa. La empresa también aclaró que la reparación del pavimento se hará en conjunto con la Municipalidad.

"También se renovó la conexión del domicilio lindante. Ahora se va a definir la reparación del pavimento", aseguraron. En esa línea aclararon que los trabajos vinculados a los arreglos viales se articulan en conjunto con la Municipalidad. "La primera intervención la toma el municipio, porque es titular del mantenimiento vial", explicaron desde Assa. En caso de que se encuentre una afectación de las instalaciones de agua o cloaca, se notifica y Assa realiza el arreglo correspondiente."Primero toma la iniciativa el municipio y luego se pasan los reclamos. El trabajo es recíproco", sostuvieron.

Hay que recordar que el 20 de enero de 2015 a esa misma altura, la calle sufrió un importante hundimiento, el cual hoy es observado constantemente. En esa instancia, los operarios de Assa procedieron al arreglo del socavón. Sin embargo, los vecinos aseguran que este consistió solo en el relleno de una pequeña parte de la rotura sin el acompañamiento de una pericia sobre el estado de las conexiones o de las casas lindantes.

"El año pasado ha caído asfalto y quedó un gran cráter, que fue reparado muy mal. Queremos una reparación a conciencia", recalcó el responsable de encarar el reclamo que preocupa a todos los habitantes de esa cuadra.

Preocupados por el estado de sus viviendas
Desde que la calle fue escenario de un gran socavón, la preocupación nunca abandonó a los habitantes del barrio, quienes aseguran que desde ese entonces a la fecha el terreno empezó a ceder. Esto puede percatarse si uno se para a la altura de calle Huergo, donde la depresión se percibe a simple vista. Es por esto que desde hace un mes comenzaron a realizar los reclamos correspondientes para que se realicen los trabajos y estudios necesarios a los fines de contar con un diagnóstico."Nuestra principal preocupación no es la calle, lo más importante es que esto no afecte a las viviendas", aseguró Tramazzi, quien ya vio rajaduras en su casa.

En esa línea, aseguró que tanto él como su vecino tuvieron que ajustar los portones de sus viviendas que se habían torcido y esto dificultaba su normal apertura y cierre. Conscientes de que el estado de las calles es similar en toda la ciudad y que hay tareas más importantes que el arreglo de un solo sector, los vecinos aseguran que su principal temor es que en sus viviendas se repita la misma situación que vivió una familia de calle J.P. López, quienes se vieron obligados a desalojar su casa por los riesgos de desmoronamiento que presentaba.

Otro de los factores que influye en el deterioro de las calles es el constante tránsito de vehículos de carga pasada, las obras del desagüe Llerena demandan un constante fluir de camiones que transportan cantidades importantes de materiales. Si bien los vecinos están felices por esos trabajos, solicitaron que se realice un estudio responsable del estado de las calles, cloacas y conexiones de la red de agua.

Comentarios