Escenario
Martes 15 de Noviembre de 2016

Lucas Tisera contó que Cynthia Aller abortó sin su consentimiento y que él pensó en suicidarse

El ex "Gran Hermano" contó detalles impactantes de su rutpura con la morocha y sostuvo que ella a los dos días de separarse salía con el primo de Adrián Suar.

Lucas Tisera, ex "Gran Hermano 2016", estuvo en "El Show del Espectáculo", el programa que conduce Ulises Jaitt y reveló que su ex pareja, Cynthia Aller, abortó sin su consentimiento y que él pensó en quitarse la vida.
"Las cosas no venían funcionando de la manera que queríamos los dos. Yo me fui a hacer una gira y cuando volví ella tenía las valijas hechas. Ya lo veníamos hablando. En teoría se fue a la casa de los padres. Me dolió cómo se dio la situación, me dijo 'me voy al sillón de mi vieja' y se fue con su actual pareja, Maxi, el primo de Adrián Suar. Convivimos seis meses con Cynthia. Es una persona que quiero mucho, pero pasamos por un montón de cosas. El 28 de octubre se fue de mi casa y a los tres días estaba viviendo en la casa de Maxi, el primo de Suar, su actual pareja...billetera mata galán.... Con Maxi salía cuando estaba en pareja con su ex, el custodio de Ricardo Fort. También salió con Agustín Canapino, corredor de TC. Y la verdad es que creo que ella ama a su actual novio, imaginate que hizo cornudo a su ex con él..", contó Lucas.
Y contó lo que pasó con el embarazo: "Yo me enamoré perdidamente de Cynthia. De hecho la pasé muy mal cuando se fue de casa. Hace tres meses salió la noticia del embarazo, pero en ese momento no podíamos decir la verdad. Estábamos viviendo en un hotel y no lo buscamos. Ella quedó embarazada y tuvimos un suceso muy fuerte. En la vida puede haber muerte, podés ir preso, puede haber juicio, pero de la conciencia no podés escaparte nunca. Yo a Cynthia la amo...pero acepto que está con otra persona".
"Ella me dijo que si salía a decir la verdad me iba a hacer juicio. Puede pasar cualquier cosa, puede haber juicio, podés caer preso, puede haber muerte, pero de la conciencia no zafás. Tengo algo en el pecho que no me deja tranquilo. Tengo algo adentro que incluso lo hablé con un terapeuta y me dijo que lo largue. Es un tema que a mí me hace mal. No puedo vivir con esto adentro, vivo pasando momento muy duros. Ella quería no tenerlo al bebé, quería interrumpir el embarazo. Fuimos al médico, y la médica le dijo que por sus antecedentes era riesgosos. Te recomiendo que no lo hagas, le dijo... por un tema de salud, porque si le pasaba algo, iba preso yo, y tengo dos hijas. Ella ya había abortado antes, con otra pareja", agregó.
"Entonces un día me voy a tocar a Café la humedad con Cacho Castaña y vuelvo al hotel y la encuentro tirada en la cama, con las piernas arriba y escribiendo por celular. Le pregunté cómo estaba. Y me dijo que se puso la pastilla para abortar. Eran cinco pastillas para el reuma... y ella no me consultó. Yo estaba en desacuerdo totalmente y me puso loco. Ella seguía con el celular chateando con una amiga.... Si se moría ahí, yo iba preso, yo soy padre de dos hijas... de última si estábamos de acuerdo lo hacíamos en un lugar seguro. Además era peligroso porque ella era reincidente. A ver, es entendible que ella lo pase de otra manera, lo digiera, porque ya lo había vivido...es como que a mí me des una guitarra. Pero ¿cómo lo explicaba si le pasaba algo en ese momento? Entonces le agarré el celular y se lo rompí... y no avalo esa actitud... no lo acepto. Es una locura, una locura... me dijo que era un enfermo.. .¿yo? Te clavaste cinco pastillas para abortar... si no iba preso me tenía que matar si le pasaba algo. Esa misma noche se fue a la casa de una amiga. Se quedó en la casa de la amiga diez días desangrándose, sin ningún tipo de control. Tengo foto de la ecografía y de las recetas".
"Yo pasé una semana terrible. Dos veces tuve ganas de morirme. Pensé en matarme pero hablé con un amigo que cayó a casa. Me lo mandó Dios. Me dijo que no podía seguir así. Hablé con la madre de mi hija, llorando, y le conté la verdad. Hacía tres meses que Cynthia había abortado. La vida continúa pero no de la misma manera. Me voy a dormir y me acuerdo todo el tiempo... por eso necesitaba decirlo. Todos en el medio saben lo que hizo con el embarazo, pero nadie lo decía por mí.... Cuando ella se fue de casa bajé cuatro kilos, estuve sin comer tirado en la casa, fumando. Hablé con ella después de este episodio y me dijo que se iba a contactar con su abogado si salía a contar la verdad. Incluso me dijo que iba a inventar cosas. Yo no quiero ser otro Fede Bal. Vos podés hacer la denuncia que quieras, pero mirame a los ojos y decime que no lo hiciste. Ella quiere mantener el perfil bajo, porque no es Pampita", contó.
Y le apuntó a su ex: "Yo me separo un lunes y a los dos días estaba cenando con Maxi, el primo de Adrián Suar, su actual pareja. En esa la banco porque tiene todo el derecho de rehacer su vida y la banco a morir. Lo que no tenemos derecho es a caretearla en la vida. Lo del embarazo es lo único que no superé. Ella está viviendo con el flaco, pero todo bien. Pero si el amor no es recíproco no podés pelearla. Sigo enamorado de ella pero es imposible que vuelva. Pasaron tres meses pero la conciencia me llevó a hablar esta noche. Ella te muestra una foto en Nordelta y yo te muestro que saco un disco, pero también te muestro la basura. Porque en un punto nos comportamos como basura. Esto fue hace tres meses pero la droga de las pastillas dura siete meses dicen los doctores".
"No nos cuidábamos con Cynthia pero sabía que podía pasar. Nunca pensamos que iba quedar embarazada. Y nunca pensé que iba a arrancar para ese lado tan siniestramente. Igual esto es de a dos, no estamos hablando que la piba es una hija de puta. Estos dos son unos hijos de puta. En un punto pasé tres meses para poder decirlo. Pero pasó este tiempo porque no lo aguanto más, porque soy padre de dos hijas. Puedo curar esta culpa haciéndome cargo y yendo a terapia. En un punto hice silencio. Estamos en una etapa muy sensible por el tema del Ni una menos y la Legalización del aborto. Y está perfecto, que la gente que quiera hacérselo que vaya y se lo haga pero en una clínica. No en la habitación de un hotel donde vos te podés morir. Después de ese episodio ella nunca fue al médico. Pase lo que pase, yo me puedo comer una carta documento. Pero tengo todas las pruebas. Puede hacer una contradenuncia de que yo era un loco, me chupa un huevo. Pero que me mire a la cara y que me jure que no lo hizo. Tengo 36 años y amo a mis dos hijas y te lo juro por ellas que esto es verdad. Yo me mando muchas cagadas pero esta no me la fumo solito. No quiero que la gente la juzgue, lo único que busco es paz, mediante terapia. Ella tuvo un error como tuvimos todos, pero hay que hacerse cargo de las cosas. Ella está con Maxi y es una historia de ella, yo no soy resentido", cerró.

Comentarios