Política
Martes 01 de Marzo de 2016

Macri cargó duro contra la "herencia" kirchnerista y habló de un modelo de "corrupción"

El Presidente dejó abierto el nuevo periodo de sesiones ordinarias en el Congreso. Afirmó que se encontró con un "Estado con poca o nula capacidad para atender sus obligaciones".


El presidente Mauricio Macri afirmó que "lo primero" que debe hacer el país es "reconocer" que no está "bien", aunque "duela". "Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no estamos bien, aunque nos duela, aunque cueste, pero es la forma de poner el punto de partida en búsqueda de ese horizonte que todos soñamos", enfatizó Macri.
Al hablar ante la Asamblea Legislativa, el jefe de Estado lamentó que "llevamos años donde la brecha entre la Argentina que tenemos y la que debería ser es enorme". "Eso nos ha llevado a enojos, a resentimientos, a una búsqueda permanente del enemigo o el responsable interno o externo de por qué nos faltan las cosas que nos correspondían. Hasta nos llevó a aislarnos del mundo pensando que el mundo quería hacernos daño y de nada sirvió esa búsqueda de falsas culpas y causas", remarcó Macri. 
Señaló que esa situación "lo único que nos trajo es una inaceptable cantidad de personas en la pobreza, instituciones sin credibilidad y un Estado enorme que no ha parado de crecer y no brinda mejores prestaciones". También lamentó que hay "leyes que reconocen muchísimos derechos y quedan solamente en el papel". "Todos sabemos que somos mucho mejor que esto, somos un gran país con una enorme potencialidad y vamos a salir adelante por la capacidad, el talento, la creatividad y la fuerza de nuestra gente", puntualizó.
Macri apuntó duramente a la administración kirchnerista y afirmó que se encontró con un "Estado con poca o nula capacidad para atender sus obligaciones". 
"Tenemos un Estado con poca o nula capacidad para atender sus obligaciones. Nos acostumbramos a vivir así, y hasta pensamos que era normal, no lo es, no lo puede ser", destacó Macri al abrir las sesiones ordinarias del Congreso. 
En el recinto de la Cámara baja, el mandatario subrayó: "Encontramos un Estado mal ordenado, con instrumentos de navegación rotos, no hay estadísticas, cuesta encontrar un papel". "El modelo de inclusión social y crecimiento que tanto habló el gobierno anterior nos llevó a la pobreza y la exclusión", resaltó Macri.
Aseveró que durante la anterior gestión "el Estado gastó más de lo que podía, emitió de manera irresponsable y generó inflación". Macri señaló que también se generó "uno de los mayores déficit de la historia" que estimó en "7 por ciento" del Producto Bruto. 

"Esto sucedió mientras vivíamos uno de los momentos de mayor presión tributaria de la historia", enfatizó el jefe de Estado ante la Asamblea Legislativa. Señaló también que se manejaron "recursos de manera unitaria y centralista como nunca antes en las últimas décadas".
La temática de la seguridad fue otro de los puntos que atacó Macri en su discurso.
El mandatario se quejó porque "entre las competencias y los traumas ideológicos casi todas las políticas de seguridad han sido un fracaso".
"Por eso los argentinos tienen miedo. La inseguridad no es una sensación, es un flagelo que ha sido negado sistemáticamente y eso ha generado una violencia", recalcó el jefe de Estado. Ante la Asamblea Legislativa, Macri criticó que "desde 2008 no se publican las cifras del delito".
Fondos buitres
"Mucho se habló del acuerdo con los holdouts. Ahora dependerá el Congreso si terminamos o no de cerrar este conflicto que lleva 15 años. Confío en que va a primera la responsabilidad sobre la retórica", dijo el jefe de Estado.
Macri cuestionó con dureza a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner porque el hecho de no haber resuelto el problema de los bonos en default desde 2001 le "costó caro" a todos los argentinos, por la acumulación de intereses.
"No resolver le costó caro a los argentinos. Los fondos se enriquecieron. La deuda pasó de 3.000 millones de dólares a 11.000 millones de dólares", dijo el Presidente en su discurso ante la Asamblea Legislativa en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.
Aseguró Macri que el conflicto de la deuda le generó a la Argentina "el no acceso al crédito, que le costó al país unos 100.000 millones de dólares y más de 2 millones de puestos de trabajo que no se crearon".
"Encontramos un país lleno de deuda en infraestructura, sociales, de desarrollo", dijo y agregó: "Hallamos una delicada situación fiscal, la peor de las últimas décadas, por la incompetencia de la anterior gestión".
Según el Presidente, el Estado "fue obstáculo en vez de ser estímulo y sostén" para la economía durante los doce años de gestión kirchnerista, que dejó alrededor de 1,2 millones de desempleados y 3,8 millones de personas que trabajan en negro.
Mientras, se quejó el Presidente, el empleo público aumentó 64% al pasar de de 2,2 millones en 2003 a 3,6 millones en el 2015, pero "sin mejorar los servicios que presta el Estado a la comunidad".
"Encontramos un Estado de despilfarro y corrupción. Y la corrupción mata", dijo.
A 40 años del Golpe
"Se van a cumplir 40 años del golpe militar que consolidó la época más oscura de nuestra historia. Es un buen momento para gritar todos juntos nunca más a la violencia institucional ", enfatizó Macri.
El jefe de Estado afirmó que "la democracia se empobrece cuando la relación con los demás pasa por imponer y someter: queremos acabar con la lógica de amigos y enemigos".
"Es cierto que hay conflictos pero ellos son parte de la democracia", agregó Macri, quien consideró que "la Argentina que viene es el país del acuerdo, del encuentro, del cuidado y las buenas intenciones que sé que compartimos con todos los argentinos".

Fuente: DiarioUNO

Comentarios