santafe
Sábado 14 de Mayo de 2016

Manjares del Litoral: productos bien santafesinos pisaron Buenos Aires

Las conservas de pescado de río que elabora la cooperativa Mujeres del Litoral se exhibieron en Masticar. Una experiencia única que permite ampliar horizontes y ganar nuevos mercados. 

Pasaron casi ocho años de cuando un grupo de mujeres de Alto Verde se juntó para darle un valor agregado al pescado de río con el cual convivían a diario. Así nació la cooperativa Mujeres del Litoral y la idea de producir conservas a base de los productos que les proveía el río a los que denominaron Manjares del Litoral. El tiempo pasó y durante este lapso fueron y vinieron muchas integrantes, pero siempre se mantuvo la idea original: líneas gourmet de ahumados y paté de moncholo, patí, amarillo y armado.
Cosecharon muchos logros, pero tal vez el más enorgullecedor fue el último: el pasado fin de semana participaron de Masticar, la primera y única feria de cocina argentina realizada íntegramente por cocineros. Exhibieron los productos santafesinos luego de que en Expo Chef -encuentro que se realizó entre el 25 y 27 de marzo en la estación Belgrano- la reconocida Narda Lepes probara las conservas y quedara “deslumbrada”. En este caso, entre el 5 y el 8 de mayo no solo pudieron exponer y dar a probar sus elaboraciones sino además generar contactos de posibles compradores.
Esfuerzo, ganas y dedicación
Andrea Olivera (22), Brenda Álvarez (21) y Gisela Vega (24) integran la cooperativa que funciona en Moreno 3926. Son de Alto Verde. El presidente es Juan López quien se encarga de las relaciones públicas y la comercialización; ellas producen. Como todos los días arrancaron a las 8 a limpiar, lavar, condimentar y cocinar el pescado, y mientras estas tareas se llevaban a cabo comentaban lo sucedido en Buenos Aires. “Fue una experiencia muy buena, y nos fue muy bien porque hubo muchas ventas, a la gente le gustó el producto y supo apreciar las conservas. Ahora esperamos compradores”, contó Brenda.
“No puedo dejar de mencionar con alegría que Narda Lepes nos contacto y nos invitó a Masticar luego de probar nuestros productos en la feria Expo Chef”, dijo y agregó: “Fue una experiencia muy buena porque podremos seguir creciendo gracias a esta oportunidad”.
Estas tres jóvenes cumplen un horario de seis horas hasta las 14. “Hace tres años que estamos trabajando en la cooperativa. Entramos para un entrenamiento en el marco del Programa Joven, tuvimos una capacitación de seis meses y después empezamos en Mujeres del Litoral”, contó Brenda mientras sus compañeras no detenían las labores.
La materia prima la obtienen de pescadores de Alto Verde quienes les proveen patí, moncholo, amarillo y armado. “Los limpiamos, se filetean, se condimentan, se cocinan en el horno ahumador y luego los enfrascamos. Hacemos la correspondiente esterilización, se ponen las etiquetas y está listo para la venta”, explicó Brenda. “Nos gusta lo que hacemos, aprendimos muy bien el oficio. Al pescado nadie lo quiere trabajar porque es muy sucio y oloroso. Nosotras ya nos acostumbramos a hacer y sobre todo al ser de Alto Verde no nos resulta novedoso. Estamos muy contentas por los resultados que estamos teniendo”, admitió.
Además de afinar las técnicas, hoy es una salida laboral y con los ingresos colaboran con sus familias. “Estoy terminando la escuela, a Andrea le sirve para sus hijos y a Gisela para colaborar en su casa. Vivimos de esto y si crece sería lo mejor que nos puede pasar. Nuestro deseo es incorporar más mujeres para armar una cooperativa grande”, expresó más adelante a Diario UNO la más joven de las tres mujeres.
A la consulta sobre qué consideran ellas que es lo que destaca a cada uno de los productos, Brenda dijo: “La diferencia está en el sabor porque se conocen mucho las conservas de pescado de mar y el de río nunca fue elaborado de esta manera por eso es algo novedoso, la gente no lo conoce, solo se comen estas especies asadas, en empanadas o fritas, en definitiva son pescados que estamos haciendo conocer de otra manera”. De todas maneras no descartó que se agreguen otras como el surubí, el sábalo o el manduvé.
Apostar al futuro
Juan López fue el que vivió la experiencia de cerca, el que tuvo contacto cara a cara con los chef y sobre todo con los futuros compradores.“Fue la primera vez que participamos de esta feria y fue muy bueno porque al producto lo dimos a degustar y gustó mucho. Incluso hubo gente a la que no le gustaba el pescado y lo probó y le encantó a tal punto que lo llevó. No se vendió todo lo que llevamos pero sí bastante y eso nos generó un ingreso para poder seguir comprando materia prima y cosas que nos están faltando en la planta de elaboración”, resumió el presidente de la Cooperativa.
Y siguiendo esa línea manifestó: “Lo principal de esto fueron los contactos que generamos, hablamos con muchas personas de los restoranes, se les hizo obsequios a los chef para que el producto sea conocido; también a dueños de pescaderías y de distribuidoras que reparten todos productos regionales. Estos últimos se interesaron mucho en nuestro producto. Se acercó gente también para invitarnos a otras ferias como una en Tigre y otra en Palermo. En definitiva son todas cosas buenas que nos están pasando, que salieron de este viaje y de la participación en Masticar gracias a Narda Lepes”.
Mirando al futuro, López dijo: “La idea ahora es seguir creciendo. Fuimos a Expo Chef, surgió el contacto con Narda Lepes, le dimos los productos, se los llevaron, nos invitaron a participar de la feria, y fuimos porque no podíamos desaprovechar esta oportunidad. A partir de esos contactos la idea es seguir creciendo, produciendo mucho más y ojalá se puedan sumar más chicas para hacer crecer la producción, pero sobre todo queremos generar más trabajo para jóvenes como ellas”.
Luciana Dall Agata / Diario UNO
 

Comentarios