santafe
Domingo 03 de Enero de 2016

Manzanas Solidarias solicita ayuda para los afectados por la crecida en Playa Norte

Desde la Asociación Civil piden la colaboración de chapas, tirantes y cortes de rancho para diez familias del barrio. Aseguran que es la primera vez que el agua llega a calle Riobamba. Preocupa la salud de los más pequeños

Desde la Asociación Civil Manzanas Solidarias pidieron ayuda para los vecinos más humildes del barrio Playa Norte. Por medio de un comunicado, la entidad se hizo eco de esta situación y sostuvo: “El municipio asistió con bolsas de arena a los vecinos residenciales de Playa Norte, pero ni una sola ayuda a los más humildes que tienen agua en sus viviendas y necesitan módulos, chapas o cortes de rancho con urgencia”.
 
“Siempre la posición del municipio es el traslado y entonces ante cualquier oportunidad, la propuesta es el traslado. Los vecinos están firmes en quedarse en el lugar donde desde hace 30 años están”, explicó Liliana Berraz, presidenta de la entidad que desde 2001 trabaja con los grupos más necesitados de barrio Playa Norte.
 
Al mismo tiempo agregó que los vecinos están decididos a permanecer en sus viviendas y a resistir como lo hicieron en otras ocasiones. En esa línea la presidenta de Manzana Solidarias destacó la necesidad que tienen algunos de contar con insumos como chapas. “Son pocos los que se inundaron esta vez – destacó Berraz–, unas diez familias más o menos. Otras veces ha sido terrible porque el municipio no colocaba las bombas ni cerraba las compuertas. Pero esta vez todo eso se hizo en tiempo y forma”, sostuvo la referente de Manzanas Solidarias.
 
Según relataron desde la asociación, hace tres o cuatro días atrás personal municipal se presentó en la zona para colocar las bolsas de arena a la altura de calle Riobamba. En esa oportunidad los vecinos afectados por la crecida de la Laguna Setúbal se acercaron para solicitar ayuda. Sin embargo habrían recibido la negativa por parte del personal, quienes argumentaron que ellos “no podían hacer nada”. “El problema es que la Laguna sigue creciendo y se mete por atrás del bañado y a estas diez familias les va llegando, otras veces nunca se inundaron”, relató Berraz sobre la situación que les toca atravesar a las familias más carenciadas de barrio Playa Norte.
 

Cierre. El final de la calle Riobamba se amuralló con bolsas de arena para frenar el avance del agua / Foto: Gentileza Manzanas Solidarias
 
Entre los integrantes de las diez familias que hoy están afectadas por la crecida, se cuenta un importante número de menores que están expuestos a la presencia de víboras, alacranes y situaciones infecciosas ante la constante presencia del agua en sus viviendas.“Los sectores más humildes siempre tienen la forma de resistir y muchas veces logran lo que necesitan. Esperemos que el municipio, así como corrió con las bolsas y la arena para evitar que se inunde la parte residencial, actúe con equidad”, expresó la presidenta de Manzanas Solidarias.
 
En ese orden Berraz aclaró que esta es la primera vez que el agua logra ingresar por calle Riobamba. “Esto podría relacionarse con el relleno que realizó una empresa años atrás y que obtura de alguna manera que la laguna busque los niveles normales del humedal para inundar”, explicó.

A pesar de los esfuerzos que realizaron (y siguen realizando) los vecinos, las mejoras para que estas personas puedan vivir mejor no llegan todavía. La situación se repite y la propuesta que se presenta es trasladar a los habitantes de Playa Norte a la zona de los Quinchitos. En esa línea, la presidenta de Manzanas Solidarias aseguró que los traslados son siempre definitivos y es la única propuesta que reciben en Playa Norte.
“Los vecinos viven con esa espada de Damocles ahí, frente a cualquier situación. En realidad siempre se está peleando por la legitimidad de estos vecinos frente a un montón de inventos que hace el municipio”, dijo y agregó que los argumentos van “desde asegurar que la zona es un reservorio, o que se trata de un lugar residencial y que a ellos no les corresponde estar ahí. Un total de 150 familias habitan hoy en Playa Norte, para los cuales incluso se llegó a desarrollar un anteproyecto urbanístico, que se elaboró en conjunto con los vecinos y organizaciones sociales”. Desde ese entonces, asegura, los proyectos de traslado se frenaron.

Comentarios