Ovación
Domingo 04 de Septiembre de 2016

Masia fue profeta en su tierra

El piloto local se quedó con la carrera de la Fiat Abarth, mientras que Federico De Pauli, el otro santafesino, fue segundo

Histórico por donde se lo mire. En la categoría promocional los dos pilotos santafesinos dieron la nota. Lisandro Palito Masia y Fede De Pauli ganaron la 8ª fecha de la Fiat Punto Abarth.
Solo dieron 12 giros, ya que un accidente entre dos autos, en la curva del Palomar, provocó que la CDA decida darla por terminada. Fue el premio a un gran fin de semana de Masia, que el sábado logró la pole, y de De Pauli, quien largó 5º, fue escalando lugares,y fue 2º en su tierra.
Masia arrancó fierro a fondo, y no dejó que nadie le arrebate la punta en el comienzo. Muy cerquita se pegaron Christian Romero, Pérez Garat y Hernán Maienza. Ingresó el auto de seguridad tras el primer giro, atendiendo a que en la calle donde se ubica el Ente Portuario se quedó el puntero Romero, con lo cual el santafesino De Pauli, pasó a ocupar la 4ª colocación. En el relanzamiento, Masia no perdió la punta. El santafesino comenzó a sacar de a poco mayor diferencia, fue muy prolijo, y no tuvo que hacer maniobras especiales que lo pusieran en jaque.
En la quinta vuelta, en la curva de Vialidad, Sebastián Levin hizo un trompo, debido a que el auto de Eduardo Bracco le pegó en el lateral izquierdo y quedó marginado, lo que obligó al reingreso de la pick up Toro, que cumplió la labor de auto de seguridad. Igualmente, adelante, el crédito local Masia seguía puntero, y De Pauli, conservó el 4º lugar.
En la sexta vuelta, la máquina 26, buscó estirar diferencias con su escolta Pérez Garat, mientras que De Pauli le hacía difícil la cosa a Maienza, porque quería subirse al podio. En el giro 9, tal como lo venía midiendo, De Pauli lo pasó a Pérez Garat, y se quedó con la 2ª colocación. Más atrás Pérez Garat, Braga y Belli.
La punta entre santafesinos dio qué hablar, ya que las máquina 26 y 5 se disputaban la punta, con una diferencia menor a un segundo pisando el décimo giro. Era una emoción extra, porque los dos pilotos querían consagrarse en el callejero.
Se venía la parte clave de la carrera, el giro 11 los perfilaba a los dos locales peleando palmo a palmo, sacando mayor diferencia a los ubicados en el 3º y 4º lugar. Masia respiró, porque entró el auto de seguridad, ya que dos máquinas quedaron paradas frente a la curva del Palomar.
El comisario deportivo Pipa Anselmo, tomó la bandera a cuadros y la dio por finalizada, con lo cual los santafesinos consiguieron el 1-2. Ante su público, Masia y De Pauli lograron ubicarse en el podio de los ganadores. Fue el final de una carrera, en un día inolvidable para ambos pilotos de nuestra capital.

Comentarios