Reconquista
Martes 22 de Noviembre de 2016

Maternidad de Vera: González aseguró que "hay que evaluar qué falló en el proceso de atención del hospital"

Así lo expresó el ministro de Salud de la provincia, Miguel González, en relación al dramático episodio que se registró en el hospital de Vera con la muerte de un bebé por nacer. "No vamos a retomar las tareas habituales en la maternidad del nosocomio, hasta tanto no tengamos la seguridad de poseer la cantidad de horas dedicadas para brindarle seguridad a la población", enfatizó.

El lamentable y doloroso caso de la muerte de un bebé por nacer registrado la semana pasada en el hospital de la ciudad de Vera, provocó un estruendo institucional dentro del Ministerio de Salud provincial y generó muchísima bronca e indignación en la población verense. Por tal motivo, quedaron suspendidas las prácticas correspondientes a partos programados y cesáreas en la maternidad del hospital de Vera, garantizando la atención en el hospital Central de Reconquista. En principio, el cierre es de forma temporal hasta que se resuelva definitivamente la situación y se realicen los cambios necesarios para brindar un servicio seguro.

En relación al caso, donde Maia y su marido, ambos hipoacúsicos, hoy no encuentran consuelo por la pérdida de su hijo, el ministro de Salud de la provincial, Miguel González, fue contundente: "Todas las condiciones en la maternidad de hospital de Vera estaban dadas, y con el equipo médico de trabajo no es la primera vez que suspendemos partos. En esta situación puntual, estaban la cantidad de horas necesarias y también la cantidad de profesionales, como así también la posibilidad de tener un anestesiólogo, sangre segura y diversas condiciones indispensables". "No faltó atención, pero si tenemos que revisar el sistema para conocer que fue lo que falló. No queremos adelantar un juicio de opinión sobre el tema porque ya está en curso una presentación judicial, además de la investigación sumaria que llevamos adelante para determinar como fue el proceso de atención, en que momento o no se dieron las señales de alerta", continuó agregando González.


Embed


"Nosotros adherimos a la idea de maternidades seguras, estrategia que prevé que para realizar partos por cesárea hay que reunir una serie de condiciones que brinden la mayor seguridad. Tenemos y apostamos a la red de complejidad creciente en maternidades, para que todas las dificultades que existan previas a un parto, la madre y el niño sean referidos para que el parto se realice en las mejores condiciones en la maternidad que corresponda", expresó el ministro de Salud de la provincia en relación al sistema de trabajo que se implementa en los diversos nodos de salud. "Creemos que tenemos que hacer una revisión de todos estos sistemas de trabajo", manifestó


Asistencia interrumpida

Hoy, la maternidad del hospital de Vera está interrumpida y la asistencia se brinda en Reconquista. "Como la profesional implicada en la situación está suspendida de sus tareas, no se están dando las condiciones para tener las horas necesarias de obstetricia dedicadas. La maternidad no está cerrada definitivamente, pero si suspendimos los partos y cesáreas hasta que encontremos un equipo de suficiente cantidad de horario dedicado, porque no podemos decir que tenemos un servicio si después no va a estar disponible", sostuvo Miguel González y agregó: "No vamos a retomar las tareas habituales en la maternidad de Vera, hasta tanto no tengamos la seguridad de brindarle tranquilidad a la población. Mientras tanto, preferimos que las mujeres asistan a una maternidad segura".

Según indicaron desde el Ministerio de Salud, anteriormente al fatal episodio, la cantidad de horas dedicadas a la maternidad del hospital de Vera eran las convenidas con el equipo de profesionales, dos médicos de 36 horas con rotación y dedicación a la tarea. Esto quedó establecido teniendo en cuenta que en la ciudad de Vera se registra un parto y medio cada dos días. Con este esquema, se consideraba que la cantidad y la demanda de atención estaban cubiertas.

"Tiempo atrás, ya habíamos suspendido la actividad por una situación de controversia médica, y reabrimos solo cuando el equipo profesional estuvo de acuerdo. De hecho, en este caso particular, la persona fue atendida y evaluada de un modo que luego fue derivada; siempre hubo contacto con la asistencia en el primer nivel de atención, sin la falta de horas de presencia. Si hay que revisar el proceso de atención y que fue lo que se hizo", sentenció el ministro de Salud.

"Sabemos de la complejidad de llevar y radicar profesionales en especialidades críticas en el norte provincial, pero ya estamos trabajando fuertemente en esto. La disponibilidad del Ministerio de Salud siempre estuvo, acá no estamos hablando de una cuestión de presupuesto. Inclusive, las transferencias en términos de recursos que se hicieron al hospital de Vera son muy importantes. Recurso humano y material siempre estuvieron disponibles, ahora hay que analizar y evaluar que fue lo que paso en el proceso de atención", finalizó el ministro de Salud de Santa Fe, Miguel González.

Comentarios