Escenario
Jueves 10 de Noviembre de 2016

"Me equivoqué con mi mujer"

Luciano Castro, el galán de "Los ricos no piden permiso", habló sobre la pelea que mantuvo con la figura del "Bailando". "La macana no era tan grande, pero fue: 'Otra vez la misma macana'".

Luciano Castro habló como nunca antes de su relación con Sabrina Rojas, durante una visita al programa Los ángeles de la mañana. Y dio detalles sobre la crisis que la madre de dos de sus hijos –Fausto y Esperanza– hizo pública en una gala del Bailando. "Me equivoqué... (Lo que pasó) tiene que ver con la pareja, y no me interesa contárselo a ustedes ni a nadie -indicó Castro, quien admitió su "fama de cabrón"-. Antes no hubiera pedido ni disculpas, y nuestra pelea hubiera durado mucho más de lo que duró. Hoy no, hoy pido perdón".

Aquella vez Sabrina había contado que, por lo ocurrido, Luciano estaba "en el freezer". Pero, ¿qué significa esa definición? "Te limpio -precisó el galán-. La macana no era tan grande, pero fue: 'Otra vez la misma macana...'" Y pero tras la reconciliación, destacó: "Recuperé mi familia".

En el comienzo del reportaje Luciano había recordado los primeros pasos de su relación amorosa con la actriz, en enero de 2010. Se conocieron siendo compañeros en la obra Valientes, en Mar del Plata. "La prejuzgué -admtió-. ¡Era un putón patrio hermoso! Y al mes que me puse a hablar con ella, me di cuenta que no tenía nada que ver con lo que pensaba".

"Sabrina es todo para mí -dijo Castro, emocionado-. Tengo una gran admiración por ella: lo que hizo por mí, no lo hizo nadie. Dejó todo por mí. Y ella tenía una carrera ascendente, podría haber seguido con lo suyo, y (aceptó) mi propuesta: fui claro de entrada y le dije que quería tener hijos y formar una familia. Estoy muy orgulloso: es una mujer con mayúsculas". Sin embargo aclaró que "fue una decisión" de su señora haber dejado su trabajo.

Comentarios