Policiales
Jueves 17 de Noviembre de 2016

Megaoperativo para extraditar al capo narco "Mi Sangre" a Estados Unidos

Henry de Jesús Londoño partió del penal de Ezeiza esta mañana hacia Florida en un vuelo de la DEA estadounidense. No le avisaron previamente del operativo para evitar filtraciones. Estaba investigado por un supuesto intento de fuga con la ayuda de su abogada.

Fue, básicamente, despertar e irse. Hoy cerca de las 6 de la mañana, el colombiano Henry de Jesús Londoño, alias "Mi Sangre", fue extraditado a los Estados Unidos en un operativo organizado en conjunto entre la DEA, Interpol, la PFA y el Servicio Penitenciario Federal luego de que la Corte Suprema confirmara su salida del país en septiembre pasado, tras un pedido de un tribunal federal de Florida presentado a fines de 2012 para juzgarlo en suelo estadounidense por el delito de asociación ilícita para distribuir cocaína. En octubre de ese mismo año, Londoño fue detenido mientras cenaba en un exclusivo restaurant de Pilar.

Londoño fue llevado desde su celda del penal de Ezeiza hasta un helicóptero que aterrizó en un patio del penal, para ser llevado a un avión alquilado por la embajada norteamericana, según confirmaron a Infobaeautoridades que fueron parte del operativo coordinado por el Ministerio de Seguridad. Florida es su destino final, la jurisdicción en donde se reclamó juzgarlo.

Del operativo participaron marshalls estadounidenses que acompañaron en el vuelo a "Mi Sangre", el grupo GEOF de la PFA, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y tres cordones de seguridad de efectivos del SPF. Más de cien agentes penitenciarios fueron despachados, con personal del Grupo Especial de Respuesta Inmediata (GERI), la sección Requisa, el grupo Anti Siniestros, Seguridad Interna y Externa, Inteligencia e incluso personal médico.

La estrategia, para evitar filtraciones, fue mantener un silencio absolutocon respecto a los pormenores del operativo, organizado durante un mes entre autoridades del SPF y la agencia antidrogas estadounidense. El viaje fue una sorpresa repentina para "Mi Sangre": el capo colombiano no fue avisado previamente de su partida. "Estaba pálido cuando salió de la celda", asegura una fuente de peso.

El secreto no era para menos: hay una investigación en curso a cargo del juez federal Federico Villema de Lomas de Zamora, luego de que a comienzos de septiembre se le detectaran celulares en su celda de Ezeiza, un presunto plan de fuga en donde se presume lo asistió su abogada defensora, María Gabriela Ricagno, a la cual se le encontró en una requisa previa a una visita un mapa con la ubicación detallada de comisarías y dependencias policiales próximas al penal. El escándalo que le costó el puesto a un alto directivo del penal. La defensa de Londoño, por su parte, presentó repetidas recusaciones a magistrados y pedidos de desestimación para impedir que el capo fuera finalmente enviado a Estados Unidos.

Comentarios