Santa Fe
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Melina Torres: "Soy una ladrona profesional, de guantes blancos"

En el marco de la presentación de su libro: Ninfas de otro Mundo, la escritora y periodista santafesina dialogó con Diario UNO sobre su decisión elegir un policial como primera publicación, el uso del humor en ese género y la búsqueda de empatía con los lectores

La semana pasada, en el marco de su 24º Aniversario, la Librería Ferrovía realizó una venta de garage y presentación de nuevas publicaciones que contó con la participación de la autora local Melina Torres, quien debutó en la narrativa policial de la mano de Ninfas de otro Mundo, un libro basado en tres relatos protagonizados por dos policías de la provincia de Santa Fe, Silvana Aguirre y Ulises Herrera.
"Podría decir que elegir un policial como primer libro para publicar fue algo azaroso, pero en realidad no lo fue", comenzó a explicar la joven en diálogo con Diario UNO y siguió: "A lo mejor fue el destino, no sé. Pero lo cierto es que creé a estos personajes cuando asistí, hace siete años, al taller de literatura de Maximiliano Tomas en Buenos Aires, como producto de una actividad propuesta en la que debí empaparme del género del que luego me volví fanática".

—¿En qué o en quiénes te inspiraste para crear a estos personajes que tienen tanto de humor como de compromiso con lo que hacen?
—Me tiene sin cuidado decir que soy una ladrona profesional, de guantes blancos. Copio sin pruritos. Me gusta una idea: me la llevo; me gusta una frase: me la llevo. No tengo problemas en contarlo. Soy ladrona pero no mentirosa. Y entonces en cuanto a tu pregunta sobre la inspiración la respuesta es: le robo a James Ellroy. Qué más quisiera yo que Ellroy me haga un juicio por plagio, significaría que no lo hice tan mal (risas). Pero bueno más allá de todo esto, que también va en tono de broma, recomiendo su lectura.
"Creo que la novela negra debe tener humor para contraponer un poco la trama pesada" - Melina Torres, escritora
—¿Y qué otros autores recomendás en este género?
—No voy a citarte a los padres de la novela negra, porque ya soy grande y se supone que fui a terapia y me deshice de ellos; aunque siempre una recurre a las fuentes, Hammet, Chandler y Horace Mc Coy y sus tramas. Lo que sí leo es a mis contemporáneos, me gusta mucho Leonardo Oyola, me encanta Horacio Convertini y Luciano Lamberti, que no escribe policiales sino más bien locuras como me gusta definirlo.

—En tu libro las humoradas son un punto central en los diálogos, ¿recurriste a ellos estratégicamente?
—Me gusta cagarme de risa leyendo un policial, creo que la novela negra debe tener humor para contraponer un poco la trama pesada. Pero ojo que el humor es algo muy fino. No te digo ese humor que te descomponga, sino ese humor irónico que aunque sea te saque una mueca. A mí que soy una caracúlica, una palabra muy de mi generación (se apura a aclarar), el género policial me saca más de una sonrisa. Y en Ninfas de otro Mundo utilicé el mismo recurso porque sentí que tenía que sacarle lo de crónica policial, porque esto es literatura, es ficción.

ninfas2.jpg
Resumen. En la contratapa del libro se describe que el mismo está compuesto por tres piezas "que tienen como protagonistas a Silvana Aguirre y su ayudante Ulises Herrera, una dupla policial que se verá envuelta en la resolución de diferentes homicidios.
Resumen. En la contratapa del libro se describe que el mismo está compuesto por tres piezas "que tienen como protagonistas a Silvana Aguirre y su ayudante Ulises Herrera, una dupla policial que se verá envuelta en la resolución de diferentes homicidios.

Por otro lado, consultada sobre cómo añora que repercuta el libro en los lectores, Melina Torres hizo mención a que espera que los mismos sientan empatía con los personajes, "sobre todo los de la región, porque en el libro se describen hechos y situaciones de Santa Fe que les puede resultar familiares, porque son descriptivas de la forma de vida de esta zona, como la hora de la siesta, por ejemplo".

Asimismo, la joven autora afirmó: "Estos personajes, por la coyuntura de sus roles y personalidad, me impusieron el desafío de hacer mención a temas que hoy tienen nombre propio, como femicidio o diversidad sexual, temas que me gusta que estén señalados con los términos que corresponden y con la connotación que deben tener".
"El humor es algo muy fino. No te digo ese humor que te descomponga, sino ese humor irónico que aunque sea te saque una mueca" - Melina Torres, escritora
—¿Hay algo de tu rol de periodista que se podrá encontrar en el libro?
—Como nunca escribí sobre policiales como periodista, no sé si se podrá encontrar algo. Lo que sí hay de periodista es lo que absorbí de Cicco, alguien al que considero un maestro y del que aprendí mucho. Nos conocemos vía mail y el ida y vuelta me hace muy bien. Cada vez que tengo una excusa le escribo. Y él, parece que es buena gente y me responde. Realmente me gusta Cicco y su periodismo "Border", tal y como personalmente lo define. Sus crónicas, la forma de hilar sus pensamientos, el remate algo gracioso que le sabe poner a sus finales. Él es un gran lector de policiales y es otro gran lector barra ladrón de Ellroy, así que el tipo bien podría hacernos un juicio a los dos ahora que lo pienso.

—¿Pensaste en la continuidad de los personajes?
—El género policial tiene mucho de saga, y en general los autores que mencioné que me gustan tienen siempre a los mismos personajes como protagonistas que van viviendo distintos sucesos, lo mismo que por supuesto ya están viviendo Silvana y Ulises en otros escritos míos que por supuesto espero algún día poder publicar. De hecho, esta fue una presentación de los mismos y pienso seguir, aunque tengo un proyecto de novela muy incipiente en la que trabajé mucho todo el verano pasado y en las noches de insomnio del embarazo (fue mamá de Amador hace unos pocos meses), que también es una novela policial pero no con los mismos personajes. Me las quería tomar del género, pero al parecer no puedo. Es como con los kilos que tengo, hago el intento pero no se me van (risas).

La autora
Melina Torres nació en la ciudad de Santa Fe y hace más de quince que vive en Rosario, ciudad en donde se recibió de Comunicadora Social (UNR) y se desempeñó laboralmente, como redactora en diversos medios, productora de documentales y asesora de contenido audiovisual. Además, la joven cursó estudios de posgrado en la Universidad de Barcelona y recibió dos becas, una de la provincia y otra del Fondo Nacional de Artes.

Comentarios