Política
Jueves 24 de Marzo de 2016

Miles de personas fueron a la Plaza de Mayo en Capital para decirle "nunca más" al Golpe

"30 mil desaparecidos presentes ahora y siempre", rezaban algunas de las leyendas en carteles.

Una verdadera multitud se concentraba esta tarde a la histórica Plaza de Mayo de Capital Federal para evocar el 40º aniversario del golpe de Estado y decir "nunca más" a la violación sistemática de los derechos humanos.

Columnas de numerosas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos llegaron a la plaza frente a la Casa de Gobierno argentina con banderas y pancartas.

"Nunca más", "30 mil compañeros detenidos desaparecidos presentes, ahora y siempre" y "Justicia" eran algunas de las leyendas de los carteles, mientras otros repudiaron la presencia en el país del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en esta fecha sensible para la sociedad argentina.

Obama realizó en la mañana un homenaje a las víctimas de la dictadura, en el que asumió "la responsabilidad de analizar el pasado", en referencia al apoyo de Washington a los regímenes militares latinoamericanos en los años 70 y confirmó la desclasificación de documentos militares y de inteligencia. Luego viajó a la sureña ciudad de San Carlos de Bariloche.

El aniversario del golpe militar que lideró la junta encabezada por el dictador Jorge Rafael Videla fue recordado en tres marchas diferentes, ante el fracaso de la gestión para reunir a todos los organismos en una sola manifestación.

También se realizaron marchas en diferentes ciudades a lo largo de todo el país.

El premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel llamó hoy a "hacer memoria" pero no para quedarse en el pasado sino para "iluminar el presente".

"Acá no hubo casualidades ni locuras de los militares, sino un proyecto perfectamente diseñado y aplicado en todo el continente, a partir de la doctrina de la seguridad nacional y el Operativo Cóndor, la formación en las Escuelas de las Américas, en Panamá y en Estados Unidos. Todo eso fue un proyecto perfectamente diseñado para cometer ese genocidio", declaró el activista de derechos humanos a Radio 10.

El Nobel de la Paz consideró en tanto positiva la visita de Obama, pero recordó que "representa un país que prácticamente fue el que armó todas las dictaduras en el continente latinoamericano".

 

Comentarios