Santa Fe
Jueves 08 de Junio de 2017

Muerte dulce: cómo prevenir una intoxicación por monóxido de carbono

Llega el frío y los riesgos se multiplican. El Ministerio de Salud brindó recomendaciones para prevenir el envenenamiento. Prestar atención al buen funcionamiento de los electrodomésticos y ventilar ambientes calefacciones son dos factores fundamentales para prevenir accidentes.

Le dicen "muerte dulce" porque en la mayoría de los casos las víctimas no se percatan de lo que está ocurriendo. Los accidentes por intoxicación de monóxido de carbono (CO) se multiplican en invierno. El CO es un gas incoloro, inodoro e insípido. Por ello, puede causar la muerte cuando se respira en niveles elevados sin que los afectados se den cuenta.

Prevención envenenamiento con CO PLACA 01.jpg

La calefacción se puede convertir en un enemigo si no se utiliza correctamente. En este marco es que el Ministerio de Salud de la provincia reiteró distintas recomendaciones para prevenir el envenenamiento por inhalación de monóxido de carbono (CO), ante las bajas temperaturas que se registran en estos días.



Prevención envenenamiento con CO PLACA 02.jpg

Prevención envenenamiento con CO PLACA 03.jpg

El subsecretario de Emergencias y Traslados, Francisco Sánchez Guerra, recordó que el CO se produce cuando se queman materiales combustibles como gas, gasolina, kerosén, carbón, petróleo o madera", y advirtió que "no se puede ver ni oler y, cuando se lo respira en niveles elevados, llega a causar la muerte por envenenamiento"

Las chimeneas, las calderas, los calentadores de agua o calefones y los aparatos domésticos que queman combustible como las estufas, hornallas de la cocina o calentadores a kerosén, también pueden producir CO si no están funcionando correctamente, al igual que los autos detenidos con el motor encendido.

"Cada año –prosiguió el funcionario–, un gran número de personas pierde la vida accidentalmente debido al envenenamiento con CO. Las mujeres embarazadas y sus bebés, los niños pequeños, las personas mayores y las que sufren de anemia, problemas del corazón o respiratorios pueden ser mucho más sensibles al inhalarlo", advirtió.