mundo
Martes 22 de Marzo de 2016

"Es un día negro para nuestro país", afirmó el primer ministro belga

Charles Michel pidió "unidad" a sus compatriotas ante un "día negro" para el país, tras el múltiple atentado que sacudió el aeropuerto y una céntrica estación de subterráneos de Bruselas.

"Temíamos un ataque terrorista y ha sucedido", afirma el primer ministro belga, Charles Michel, en una comparecencia ante la prensa.
"Es un día negro para nuestro país. Por favor, pido a todo el mundo que esté tranquilo y muestre solidaridad", añadió. "Debemos estar unidos", subrayó el primer ministro ante el dramático momento.
 
Charles Michel indicó que aún es temprano para dar una cifra concreta de víctimas, aunque los medios locales elevaron la cifra de muertos a 26.

Fuente: Télam