mundo
Lunes 03 de Agosto de 2015

Esta periodista reveló sus secretos para cambiar su cuerpo

Agustina D'Andraia (26) se presenta aclarando que si ella pudo, todas las mujeres pueden. ¿ Por qué? Porque ella no vive de su cuerpo ni tiene una fortuna para gastar en personal trainers, tratamientos estéticos o alguien que le cocine.
D'Andraia es periodista, trabaja en la revista Para Ti, estudia inglés, vive con su novio y, hace ya dos años, inició un cambio de hábitos que la convirtió en una chica fit. No sólo bajó diez kilos y entrena su cuerpo, sino que comparte su experiencia en Instagram, donde tiene más de 16 mil seguidores. 
Con mi novio, un domingo desayunábamos un cuarto de helado. Por eso, lo mío fue un cambio total
"Es fácil aprender a comer; hay que dejar de contar calorías para contar nutrientes", explicó la rubia, tras pasar por varias nutricionistas hasta encontrar una que le copaba. "Algunos profesionales te subestiman, te dan una dieta en una fotocopia sin tener en cuenta tus singularidades. Yo no quería eso", recuerda para después asegurar que era súper chatarrera: "Cuando vivía con mi mamá, por ahí cenaba pan con queso y un paquete de Oreo. Después, con mi novio, un domingo desayunábamos un cuarto de helado. Por eso, lo mío fue un cambio total".
Agus hizo el click tras verse en las fotos de un cumpleaños de su papá. "Siempre fui la primera en sacarme la remera para meterme en la pileta, no tenía drama pero soy objetiva y me di cuenta de que estaba excedida", reconoce y habla de una transformación que va más alla de lo estético: "No solo me cambió el cuerpo sino también la personalidad. Ganás una batalla contra vos misma y te empezás a conocer tanto que armás un camino de autosuperación y una cadena de bienestar. Lo que cambié físicamente es un décimo de lo que cambié por dentro".
La periodista compartió sus fit tips; esos que la ayudaron a cambiar su manera de comer:
- Desayunar sí o sí, antes de que pasen 40 minutos de recién levantada:incluí carbohidratos complejos y proteínas. Activás el metabolismo, además, evitás la ansiedad por harinas a la tarde. "Si no desayunás, vos creés que te ahorrás una comida pero te salió re caro".
- Comer cada tres horas: "Que tu cuerpo nunca tenga hambre y esté siempre quemando calorías".
- Almuerzos y cenas: medio plato de vegetales, un cuarto de proteínas y un cuarto de carbohidratos complejos al mediodía. En la cena, sólo proteínas y vegetales. "Esto depende mucho del momento en el que entrenes. Como yo voy al gym a la mañana, consumo carbs al mediodía".
- Snacks nutritivos: rollitos de jamón, café con leche, una barrita proteíca, gelatina, frutas, pancakes, frutos secos. "Si quiero comer una Tita, me la como pero trato de no consumir calorías vacías".
- Cheat meal: una vez por semana, una comida "libre".
- Eliminar el alcohol.
- Tomar mucha agua.
- Entrenas cinco veces por semana: "Tres veces por semana, hago una rutina de aparatos, que me hace el profe de la sala y que cambio cada cuatro semanas. Otras dos veces, hago alguna clase que me divierta".
Acordate siempre que cada una de nosotras es diferente a la otra y que siempre tenés que consultar a un médico antes de empezar un nuevo plan alimentario y entrenamiento.
Fuente: FTV