mundo
Martes 18 de Agosto de 2015

Estaba prófugo por robo y cayó detenido al mostrar en Facebook su lujosa vida

Hasta un periódico de Francia se dio cuenta antes que la policía. Nabil Ibelati, un francés de origen marroquí, tenía captura internacional por un robo millonario. Había sido condenado a 10 años de cárcel.  

Un prófugo de la justicia francesa acabó siendo detenido en Marruecos tras llevar más de una semana a todo lujo, jactándose en su cuenta de Facebook de la vida regalada y fastuosa que tenía en ese país.
La policía marroquí informó ayer del arresto de "un francés de origen marroquí" de 30 años, sobre el que desde 2014 pesaba una orden internacional de búsqueda y captura por su participación en un atraco de una joyería en Cannes, de la que se llevó numerosas joyas y relojes de lujo por valor de 1,7 millones de euros (cerca de 1.9 millones de dólares).
De hecho, Nabil Ibelati había sido condenado en rebeldía a 10 años de cárcel, aunque había desaparecido del radar y se le suponía huido a Marruecos.

El francés, que fue detenido por la policía judicial, era desde hacía una semana "la comidilla" en varios medios franceses y marroquíes por la aparente impunidad con que se paseaba por todo Marruecos sin privarse de nada. Varias imágenes de su nueva vida fueron publicadas en Facebook por él mismo.
Paseos en camello sobre las dunas, baños en piscinas privadas en la primera línea de la playa, grandes banquetes de mariscos o fiestas regadas con alcohol con varios amigos: todo aparecía en la cuenta de Facebook que fue denunciada primero por el periódico francés Nice Matin antes de circular por todos los medios marroquíes.
La policía marroquí hizo alusión a "la violencia y los antecedentes criminales" de Ibelati, sin mencionar la notoriedad que el individuo buscó durante su escapada marroquí mientras paradójicamente se escondía de la justicia francesa.
El arresto fue aprovechado ayer por los funcionarios nacionales de ambos países. Los ministros de Interior de Francia y Marruecos se mostraron convencidos de que la cooperación en materia de seguridad esta dando prometedores resultados, como el arresto de Ibelati.
El francés Bernard Cazeneuve y el marroquí Mohamed Hasad se felicitaron en un comunicado conjunto de la detención del franco-marroquí, presunto autor de un robo a mano armada en una relojería de Cannes el 31 de julio de 2013, con un botín valorado en 1,7 millones de euros.

El arresto de Ibelati "ilustra la excelencia de la cooperación policial franco-marroquí, en el marco del reforzamiento de la alianza entre los dos países", destacaron Cazeneuve y Hasad.
Con ello hicieron alusión al restablecimiento de las relaciones judiciales y en materia policial entre París y Rabat tras la crisis diplomática que se prolongó durante un año y que se resolvió a finales de enero.
Los ministros hicieron notar que sus gobiernos han decidido reforzar los mecanismos de cooperación, en particular para intercambiar informaciones en investigaciones conjuntas, "multiplicar los encuentros" entre responsables de seguridad y coordinar el trabajo de los servicios de seguridad frente al terrorismo y la criminalidad organizada.
El pasado 27 de julio, una operación conjunta permitió la incautación cerca de Marsella (Francia) de seis toneladas de resina de cannabis, "otra ilustración de esa alianza fructífera", según los responsables de Interior, que están "convencidos" de que "se traducirá próximamente en otros resultados positivos".
Fuente: La Capital