mundo
Sábado 19 de Diciembre de 2015

Holanda: las escuelas de conducir pueden aceptar sexo como forma de pago

El único requisito es que sea entre personas mayores de edad. No es considerado prostitución y es cada vez más común ver avisos de este tipo a través de internet.

Las escuelas de conductores en Holanda no infringen la ley si aceptan sexo a cambio de clases de conducir, de acuerdo a los especificado por los ministros de Justicia, Ard van der Steur, y de Transportes, Melanie Schultz.

Los funcionarios consideraron que este intercambio de favores, cada vez más habitual en Holanda, no supone un delito ni tampoco sería prostitución.

El único requisito es que el intercambio debe ser entre personas mayores de edad, según afirma el diario DutchNews. "Al fin y al cabo, los actos sexuales en este caso no se estarían pagando con dinero, sino con clases de conducir", adujo el titular de la cartera de Justicia en una carta donde respondía un cuestionario del presidente del grupo parlamentario de la Unión Cristiana, Gert-Jan Segers.

La cuestión saltó a la palestra en 2014, cuando la policía abrió una investigación a una escuela de conductores en Rotterdam en la que supuestamente se ofrecían clases a cambio de sexo a través de internet.

En la red podían encontrarse anuncios de este tipo: "¡Hola, bonitas mujeres (sin carné de conducir)! Soy un hombre soltero y tengo mi propia autoescuela. A ella pueden acudir mujeres bonitas para sacarse el carné. El pack que ofrezco es completo: incluye todas las clases y los exámenes. La candidata elegida puede venir a las clases hasta que obtenga la licencia. Gestionaremos todo de manera discreta y segura. La mujer que quiera asistir a mis clases deberá vestir ropa caliente (sexy), como medias con ligas. Puede responder a este anuncio si es de Vlaardingen, Schiedam, Delft, Rotterdam, Ridderkerk o Dordrecht; también si viene de más lejos, pero en ese caso tiene que venir sola desde la estación, aunque después de cada lección yo le puedo acercar a su casa. Puede contactar conmigo por e-mail; respondo el mismo día".

Van dek Steur diferenció esta metodología de la prostitución: "Es importante que la iniciativa provenga del instructor, que ha de centrarse en ofrecer clases. Luego, el pago se realiza mediante actos sexuales. La prostitución es algo distinto ya que comienza con una oferta sexual de la prostituta a cambio de un pago", según reprodujo el diario La Vanguardia.

El problema que no contemplaron las autoridades de ese país europeo es que numerosas mujeres comienzan ofreciendo su cuerpo y destacando sus habilidades sexuales a cambio de clases de manejo.

"Busco un profesor de conducir en la zona de Nijmegen. Tengo 19 años, soy blanca y rubia, delgada con curvas, copa B de sujetador, cintura fina... Muy sexy. Muy buena en sexo oral y amante de los hombres salvajes. Debido a los altos precios, no tengo forma de pagar por clases de conducir. ¿Qué profesor de autoescuela puede ayudarme? Ofrezco mi cuerpo y mis habilidades a cambio. Si siempre has soñado con una chica rubia y caliente como las de las revistas porno y puedes impartir clases de conducir, contacta conmigo", pudo leerse en internet.

Algunas organizaciones solicitaron a intervención del gobierno, principalmente porque en Holanda es posible sacarse el carné de conducir a los 16 años y medio.

"Cada vez hay más jóvenes en las escuelas de conductores que podrían estar involucrados en estos intercambios. No podemos cerrar los ojos", dijo Tom Huyskens, portavoz de la asociación de vendedores de automóviles Bovag.