mundo
Martes 21 de Julio de 2015

Joven con HIV deja de tomar la medicación y no tiene rastros de la infección

Así lo anunció el Instituto Pasteur de Francia sobre un caso único de una chica de 18 años con HIV dejó de tomar su medicación y no se le encontró más rastros de la infección, aunque advirtieron que "no está curada".

Se trata de una joven de 18 años francesa que dejó de tomar los medicamentos antiretrovirales cuando tenía seis, según explicó en un comunicado el Instituto Pasteur de Francia.
Además agregó que "se puede conseguir la remisión a largo plazo de la infección VIH en un niño infectado durante el periodo prenatal después de detener la terapia antiretroviral que empezó en los primeros meses de vida".
Pero el director de la Agencia Nacional de Investigación del Sida de Francia, Jean François Delfraissy, advirtió de que la adolescente no está curada.
"Esta remisión no puede ser igualada con una cura. Esta joven sigue infectada con VIH y es imposible predecir cómo su salud cambiará con el tiempo. Pero su caso constituye un sólido argumento adicional en favor de iniciar la terapia antiretroviral lo antes posible tras el nacimiento de bebés de madres seropositivas", dijo.
Por su parte, Sáez Cirión dijo en un comunicado que "esta niña no tiene ninguno de los factores genéticos conocidos que están asociados con el control natural de la infección".
"Lo más probable es que haya estado en remisión virológica durante tanto tiempo porque recibió una combinación de antiretrovirales poco después de la infección", añadió.
Los investigadores señalaron que la carga viral de la joven es "casi indetectable" y que su conteo celular CD4 "ha permanecido estable durante este periodo".
En el pasado se han producido otros casos de individuos infectados con VIH que son capaces de controlar la infección sin necesidad de tomar medicamentos.
El Instituto Pasteur señaló que este caso es similar "clínica, inmunológica y virológicamente a los de los pacientes adultos del estudio ANRS Visconti".
En el estudio Visconti, los pacientes, tras ser sometidos a una terapia antiretroviral durante tres años, iniciada poco después de la infección, fueron capaces de controlar la infección durante una media de 10 años sin necesitar los medicamentos antiretrovirales.
"Los antiretrovirales, iniciados muy tempranamente, pueden limitar la constitución de reservas de VIH y preservar las defensas inmunológicas del cuerpo", explicaron los científicos.
"Sin embargo, estos casos son todavía muy raros. Un caso similar con un niño infectado con VIH y 
tratado tempranamente fue descrito en Estados Unidos (el llamado "bebé Misisipi") pero la remisión sólo duro 27 meses después de que se dejó de aplicar la terapia antiretroviral", dijo Sáez Cirión.
"Por ello, la detención del tratamiento no es recomendable para adultos o niños excepto en pruebas clínicas", terminó diciendo el científico español.

Fuente: Minutouno