mundo
Sábado 26 de Diciembre de 2015

La curiosa tradición de una ciudad peruana donde se celebra Navidad a los golpes y patadas

El Takanakuy es un rito que cada 25 de diciembre reúne a hombres y mujeres con quienes se ha tenido un problema a lo largo del año. La tradición se remonta a la época colonial.

Un pequeño pueblo ubicado en el sur de Perú registra la curiosa tradición de celebrar la Navidad a los golpes.

El 25 de diciembre es el día del año que muchas personas aguardan con especial expectativa en Santo Tomás, una ciudad de casi 24.500 habitantes ubicada en la provincia de Chumbivilcas, Departamento de Cuzco.

Allí se celebra el Takanakuy, una palabra quechua que significa "golpearse entre sí".

La tradición consiste en llegar a la plaza del toro de la ciudad, llegar al centro de la arena y decir el nombre de la persona con quien se ha tenido alguna rencilla. Si el convocado se acerca significa que acepta el desafío, detalla el poral BBCMundo.

Las reglas son claras: sólo valen golpes de puños y patadas. Está prohibido sujetarse, atacar por la espalda, tirarse encima del oponente o seguir golpeándolo cuando está caído.

Las peleas duran, en promedio, tres minutos y terminan con un abrazo de los peleadores. Con esta lucha se pone fin al conflicto.

Un investigador oriundo de San Tomás, Víctor Laime, relató que esta costumbre surgió en la época colonial, cuando los españoles hacían luchar a sus esclavos por diversión, como si fueran gallos de pelea, el 25 de diciembre.

Al término del dominio español, el Takanakuy se fusionó con la Huaylía, una serie de cantos y danzas de resistencia inca, y se transformó en un mecanismo para resolver sus desavenencias y mantener vivo su espíritu guerrero.

“Durante muchos años estuvimos olvidados, no habían autoridades judiciales ni policiales, por lo que así era como resolvíamos nuestros problemas”, explicó Florentino Laime, exalcalde de esta localidad.

Lo cierto es que en Santo Tomás el día de Navidad se vive entre festejos, brindis y trompadas al por mayor.