mundo
Miércoles 29 de Julio de 2015

Peritos franceses ya analizan los restos que podrían ser del avión de Malaysia Airlines

Gendarmes especializados en pericias de accidentes aéreos revisaban el ala encontrada este miércoles en la isla de la Reunión, en el océano Índico, para determinar si pertenece al vuelo MH370 de Malaysia Airlines. El avión desapareció de los radares el 8 de marzo del año pasado y desde entonces nada se ha sabido de la nave ni de sus 239 pasajeros, a pesar de las intensas búsquedas.
De acuerdo con el portal local Zinfos974, en las próximas horas miembros de la Oficina Geneal de Transporte Aéreo (BGTA, por sus siglas en francés) estarán en condiciones de determinar si los restos hallados coinciden con los del desaparecido Boeing 777. Revisarán si en los restos figura el número de serie, así como el material y el tamaño de la pieza.
Las conclusiones serán transmitidas a París, desde donde se harán públicas. Además, la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA, por sus siglas en francés) podría también solicitar una revisión por parte de sus equipos técnicos y de las compañías aéreas.
"Nos concentraremos en determinar a qué tipo de aparato corresponde esta pieza. A partir de allí, podremos determinar la compañía y luego remontarnos al origen de la pieza", explicó un vocero de la BGTA en La Reunión.
Un misterio que paraliza al mundo entero
El avión de Malaysia Airlines desapareció el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo tras cambiar de rumbo en una "acción deliberada" tan solo cuarenta minutos después de haber despegado de Kuala Lumpur con dirección a Pekín. El contacto se perdió poco tiempo después de alcanzar el espacio aéreo vietnamita.
Ese día comenzó una gran operación multinacional de búsqueda en aguas de Vietnam que no trajo resultados. El avión voló al menos siete horas desde su desaparición siguiendo una ruta en dirección oeste. Alguien a bordo "muy probablemente de forma intencionada" desconectó los sistemas de comunicación, explicaba en ese entonces el primer ministro malasio, Najib Razak.
El CEO de la compañía aérea del avión desaparecido confirmó que el último mensaje recibido desde el avión fue del copiloto. Decía: "Todo bien, buenas noches", y fue enviado cuando ya se habían desconectado los sistemas de señales del avión.