mundo
Viernes 17 de Abril de 2015

Tus ojos hablan sobre tu salud

Algunas personas dicen que los ojos son la ventana del alma, sin embargo pueden representar algo objetivamente, más importante que esto, ya que pueden ayudarnos a indicarnos el estado de salud de nuestro cuerpo, desde enfermedades leves hasta enfermedades crónicas como la diabetes, cáncer o SIDA. Por ejemplo:

Ojos protuberantes (exoftalmos). Este tipo de ojos, a los que algunos denominan saltones, pueden ser comunes en padecimientos como la enfermedad de Graves, la cual involucra una hiperactividad de la glándula tiroides (hipertoroidismo). Las personas con esta enfermedad generalmente presentan pulso acelerado e irregular, pérdida de peso y nerviosismo.
 
Cataratas. Una catarata es el opacificación del lente transparente del ojo llamado cristalino por descomposición y acumulación de proteínas en esta parte del ojo; la catarata afecta la visión y puede presentarse, generalmente en ancianos, en uno o ambos ojos y provoca dificultad para distinguir detalles y formas. Las cataratas son un signo de la edad avanzada, sin embargo también pueden presentarse desde los cuarenta años como consecuencia de enfermedades como la diabetes, lesiones en los ojos o la toma prolongada de medicamentos como los corticosteroides.
 
Ojos rojos. Los ojos inyectados de sangre suelen aparecer cuando bebemos considerablemente excesivas cantidades de alcohol o cuando descansamos poco, en estos casos los vasos sanguíneos de la esclerótica (parte blanca del ojo) se inflaman y dan ese aspecto enrojecido. Cosa similar pasa cuando nos exponemos mucho tiempo al sol, al aire o polvo directo a los ojos, y en ciertos cuadros de alergia. Sin embargo los ojos rojos también pueden aparecer en padecimientos más serios, en los que además del enrojecimiento existe dolor y comezón, dichas enfermedades pueden ser, la blefaritis (inflamación de los párpados por excesiva producción de aceite por parte de las glándulas del ojo), uveítis (inflamación de la uvea que se encuentra entre la esclerótica y la retina) o úlceras corneales entre otras.
 
Pupilas de diferente tamaño. En muchas personas, tener una pupila ligeramente diferente a la otra no significa nada de cuidado, si embargo la combinación de presentar párpados caídos y diferencia significativa en el tamaño de las pupilas (anisocoria) puede significar padecer el síndrome de Horner, que se presenta por la presencia de un tumor en el cuello o en el pecho y requiere atención médica lo más pronto posible.
 
SIDA. Los ojos pueden ser un medio a través del cual los médicos pueden identificar a un paciente con SIDA que no ha tenido un adecuado tratamiento, de ser así la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) puede llevar a enfermedades oculares como la retinitis que es la inflamación de la retina, que a su vez puede llevar a perder la vista.
 
Diabetes. Las personas con diabetes pueden presentar enfermedades de los ojos tales como glaucoma y enfermedades de la retina que pueden, entre otras cosas, llevar a pérdida de la vista.
 
Recuerda preguntar a tu médico sobre las enfermedades que provocan trastornos en los ojos, así como de las enfermedades propias de estos importantes órganos.
 
Fuente: yahoo