mundo
Viernes 31 de Julio de 2015

Un ladrón de bancos real cayó por una película de terror

Los agentes detuvieron al fugitivo después de que este apareciese en el periódico local promocionando el filme «Marla Mae»

Jason Stange robó un banco y se fugó. El inocente ladrón decidió entonces iniciar una nueva vida y, reconvertido en actor, participó en una película de terror de bajo presupuesto.
Quizás se pensó que su atraco en Washington no había sido tan memorable como las hazañas que en su nueva etapa como intérprete intentaba imitar en la gran pantalla. Nada que ver con esos Bonny y Clyde que a punta de pistola y descapotable trasladaron su épica al celuloide. Jason Stange lo intentó, pero fracasó en su intento de hacer historia.
Buscado por la policía desde que el pasado año huyera del centro de rehabilitación donde se hallaba recluido, según informa «Daily News», Stange ha sido finalmente arrestado durante una cena en un lugar cercano al set de rodaje de la película «Marla Mae», esa por la que puso en riesgo su libertad.
La búsqueda del fugitivo, de 44 años, tocó por fin tierra firme el pasado viernes cuando los agentes, atónitos, se encontraron su fotografía en el periódico local «The Olympian». Siguieron su rastro hasta el set, donde para sorpresa de sus compañeros de reparto, entre los que al parecer es muy querido, lo han detenido.
Seguía todavía con el vestuario de rodaje de la película, cuyo presupuesto apenas ha alcanzado los 8.000 dólares. El ladrón de bancos que se confundió de escenario, pues su verdadera vocación no era atracarlos, sino rodarlos, podrá terminar la película de terror por la que se sacrificó: un pequeño guiño del destino.

Fuente: hoycinema.es