mundo
Sábado 11 de Abril de 2015

Una mujer asegura que un duende la dejó embarazada

Dijo que no tenía síntomas de embarazo y que un extraño ser la persigue desde “hace rato”.

En la Colonia Santa Clara del distrito de Liberación, en Paraguay, una mujer parió una extraña criatura, y sin darse cuenta del embarazo, ya que no presentaba ningún síntoma. Además, asegura que desde hace un año aproximadamente la persigue un ser extraño de color negro, que se trataría del mismísimo Pombéro (un duende muy conocido en este país).

El suceso conmovió a la comunidad de Santa Clara. La mujer, cuyo nombre es Rosalía Suárez (24) dio a luz este domingo a la extraña criatura y según explicó tenía su periodo menstrual en forma normal, no presentaba ningún síntoma del embarazo, solo un fuerte dolor en la panza.

Es por eso que le pidió ayuda a su cuñada Andrea Villanueva, como para ir a algún lado a ser atendida. Pero en ese momento, empezó a dar a luz. Ambas se percataron que salía un ser extraño, por lo que se asustaron muy grande, señaló la pobre Rosalía. Andrea mencionó que la criatura nació viva y vivió unas 7 horas, durante ese tiempo lloraba de una manera muy extraña, parecía al maullido o el quejido de un gato.

Rosalía confesó que desde hace un año es "perseguida" por una criatura muy extraña, por quien dijo que se trataría del Pombéro. Además dijo que varias veces de noche, cuando se despertaba en la cama, se encontraba sin ropa y recordó además que un día se quedó dormida abrazada de su hija menor y al despertarse encontró a su hija al otro lado de la cama y ella sin sus ropas.

Humildes y con tres hijos

Pablino Villanueva, esposo de Rosalía, explicó que son una familia bastante humilde, con tres hijos menores, y aseguró que su esposa desde hace mucho tiempo es perseguida por una criatura extraña y “en muchas ocasiones me contaba que le desnudaba y este domingo de noche vimos debajo del galpón de la casa a ese ser extraño de color negro que no logramos distinguir bien por la oscuridad, a lo que sospechamos que se trataría del Pombéro”, sentencio. Los vecinos, en compañía de la familia, en la víspera dieron una cristiana sepultura en el patio de la casa, donde oraron a Dios por el descanso de la criatura.

Fuente: La Crónica de Paraguay