Policiales
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Murió el nene de 7 años que se pegó un tiro en la cabeza cuando jugaba con el arma de su padre

Los médicos que lo atendían habían confirmado la gravedad de las lesiones cerebrales provocadas por el proyectil, que ingresó a la altura de la frente y quedó alojado en la cavidad craneana.

Murió el nene de 7 años que se había pegado un tiro en la cabeza mientras manipulaba un arma de fuego que su padre tenía dentro de la guantera del auto

Los médicos que lo atendían habían confirmado la gravedad de las lesiones cerebrales provocadas por el proyectil, que ingresó a la altura de la frente y quedó alojado en la cavidad craneana. Habían anticipado que las posibilidades de sobrevivir eran mínimas y que, en ese caso, las secuelas iban a ser importantes.
Embed

En coma farmacológico inducido y asistido con respirador mecánico, el menor transcurrió las últimas 24 horas sin indicios de evolución y durante esta madrugada se agravó su cuadro clínico. Poco después de las 9 de esta mañana se oficializó el fallecimiento.

El accidente se produjo durante la tarde del último jueves en el barrio parque La Armonía, a unos 25 kilómetros de Mar del Plata por Ruta 2. El niño acompañaba a su padre, que hace mantenimiento de parques en casas del lugar. Mientras este trabajaba, el pequeño fue hasta el automóvil de la familia, encontró el arma -un revólver calibre 32 que el adulto no tenía declarada- y gatilló.

Comentarios