Ovación
Domingo 17 de Abril de 2016

Nadal soltó la bestia en el Masters 1000 de Montecarlo

El español, ocho veces ganador en Montecarlo y finalista por última vez en 2013, superó en semifinales al británico Andy Murray y logró meterse nuevamente en una definición grande. 

A Rafael Nadal nunca hay que darlo por muerto. Incluso cuando su principal rival es el mismo. Incluso cuando no llega a ser el mejor Nadal. Ayer, el español, ocho veces ganador en Montecarlo y finalista por última vez en 2013, superó en semifinales al británico Andy Murray y logró meterse nuevamente en una definición grande. Enfrente, desde las 9.30 (por Espn), tendrá al francés Gael Monfils, uno de los tenistas que mayor espectáculo le regalan al circuito.

Rafa venció 2/6, 6/4 y 6/2 y jugará por el título con la Pantera Monfils, quien derrotó a su compatriota Jo-Wilfried Tsonga por un claro 6/1 y 6/3.

Ausente de la final del Masters 1000 de Montecarlo desde hacía tres años, Nadal intentará sumar su noveno título del torneo del Principado tras haberlo conquistado en ocho ocasiones de manera consecutiva entre 2005 y 2012.

El manacorí vuelve así a una final de un Masters, lo que no sucedía desde el torneo de Madrid en 2015. En aquella ocasión su verdugo fue el propio Murray. El último título de Nadal en un torneo de esta categoría fue Madrid 2014.

El partido ante Murray, número 2 del mundo, confirmó la buena forma en la que se encuentra Nadal pese a algunos errores.

Rafa contó con el favor del público presente en la cancha Rainiero III, y recuperó su mejor nivel en el segundo, manteniendo en todo momento a Murray lejos de la red.

Monfils, en tanto, se convirtió en el primer francés en llegar a una final en Montecarlo desde que lograra la victoria Cedric Pioline en 2000.

Después del espectáculo de la primera semifinal, el choque entre las dos raquetas francesas decepcionó a los aficionados debido a la superioridad de Monfils ante un Tsonga que no se pareció en nada al jugador que el viernes eliminó a Roger Federer, cometiendo 37 faltas directas que decantaron la balanza en favor de la Pantera, que dominó de punta a punta el partido.

Comentarios