Ovación
Domingo 05 de Junio de 2016

Nadie le saca el reinado a Santa Fe

Santa Fe consiguió este domingo el tricampeonato provincial, tras derrotar a Rosario por 82-71, en el gimnasio Roque Otrino. De esta manera, el conjunto que dirige técnicamente Sebastián Saborido prolongó su hegemonía en este tipo de competencias. Rodrigo Haag fue el MVP

La Selección de Mayores de Santa Fe consiguió en la noche del domingo el tricampeonato provincial al superar en un colmado gimnasio Roque Otrino a Rosario por 82-71. De esta manera, agigantó su reinado en este tipo de competencias, la más selecta de la bota.
En el inicio del pleito, Rosario estuvo más efectivo y logró edificar una corrida de 8-0 a los 2’, con un  gran aporte de Carnovale, bien secundado por Mecoli. Allí, empezó a tener efectividad Santa Fe, a partir de los tiros abiertos antes una defensa zonal rosarina que era muy activa. El que inauguró las conversiones fue Copello y después Haag por duplicado. Santa Fe clavó un parcial de 10-0 para darlo vuelta. El juego ingresó en una paridad pero siempre desde el scouting de ambos entrenadores.
Cuando un posteo con doble más falta de Alloatti puso 16-12 el lumínico para Santa Fe, los de la Cuna de la Bandera no se desesperaron y con Carnovale (9) y un triple bárbaro de Nacho Fernández retomaron el control 20-16 a 2’ del cierre. Saborido paró el pleito y volvió con cambio de base (Solari por Puñet), pero sus pupilos seguían con problemas para atacar la defensa y a pesar de lograr un par de libres, no pudo impedir el triunfo de Rosario por 27 a 22, con dos libres de un picante Carnovale (11).
Con un gran pasaje del esperancino Lugli, la ASB lo empató en el minuto inicial y desde ese momento, siempre con rotaciones de ambas plantillas, se fueron prestando el dominio del tanteador. Tuvo una interesante racha Haag (11), aunque Gallegos y Carnovale nuevamente en pista enderezaron aquellas falencias de Rosario atrás. El escolta de Echagüe con un triple le dio renta de 3 a los de Gnaas (39-36 a los 6’). Hubo pedido de tiempo por parte de Santa Fe pero desde ese momento hasta el final los anfitriones con inconvenientes para leer la defensa de su oponente, tomaron tiros apresurados y todo lo que lanzaron fue afuera.
Un triple de Domínguez le puso el moño a una primera mitad muy inteligente de Rosario, con reparto de goleo y el éxito parcial por 45-36.
Llegó la reacción
En el amanecer del tercer cuarto, un triple de Carnovale estiró la ventaja para Rosario (50-36). Se sentía más cómodo con la diferencia en su favor y todos respondían en los diferentes rubros. Por allí el dueño de casa abusó del individualismo en las acciones ofensivas y marró mucho tras el arco. Al promediar el segmento, nuevamente Saborido pidió tiempo porque veía desesperados a sus pupilos.
Luego de aquella detención, Santa Fe empezó a tener esa eficacia que nunca pudo obtener. Así fue como empezaron a llegar las bombas de Copello y Haag que acortaron el margen 58-52 con 3’38’’ por disputar. Gnass frenó las acciones, pidió más actitud, paciencia y endurecer la defensa.
Fue realmente el mejor momento de Santa Fe, con mucha garra en defensa pero fundamentalmente las apariciones de Haag, Alloatti en el poste bajo y desde la línea hilvanando puntos que le permitieron dar vuelta por 63-60, con una enorme penetración del propio que Haag sobre la chicharra.
El último peldaño, la mejor versión del multicampeón se puso de manifiesto. Excelentes cambios defensivos y un andamiaje ofensivo más aceitado, siempre con Rodrigo Haag (21) como estandarte. El quiebre emocional se había producido entre en equipo que siempre buscó quedarse con la corona y otro que indudablemente sintió el peso del juego en todas sus líneas.
Los organizadores pudieron tener la chance de mover bien la bola, de penetración permanente y en el tramo final apareció Gallizzi con una volcada espectacular para sentenciar la historia y estirar el reinado a nivel provincial. Un título de punta a punta, con muchos jugadores que eligieron representar a nuestra Asociación dejando de lado un montón de situaciones.
Ahora será el tiempo de desatar la alegría y dar rienda suelta a un festejo que  necesitaba y se debía este equipo frente a su público. Se logró en un fin de semana inolvidable.

Por Leandro Buttarazzi - leandro.buttarazzi@uno.com.ar / De la Redacción de Ovación UNO Santa Fe

Comentarios