Ovación
Sábado 06 de Febrero de 2016

Newell's sufrió una durísima derrota por 2-1 ante San Martín

Con goles de Denning y Mattia, el local se impuso 2 a 1 al equipo de Bernardi, que descontó sobre el final a través de Boyé. Jugaron por la primera fecha del campeonato de Primera División.

Newell's arrancó el torneo con el pie izquierdo. Tanto por el resultado como por lo que mostró dentro del campo de juego. El equipo de Lucas Bernardi cayó por 2-1 como visitante ante San Martín de San Juan tras mostrar un pobre repertorio, tanto en lo individual como en lo grupal. Y a esto hay que sumarle que el próximo fin de semana tendrá un partido del calibre del clásico con Central, que se desarrollará en el Gigante de Arroyito.

El rojinegro no pudo cumplir con el objetivo de revertir  la imagen que dejó el semestre pasado. Le costó hacer pie en el partido y en ningún momento pudo imponer su juego. Intentó a lo largo de todo el partido, pero chocó con un equipo que estuvo bien planteado y supo abortar sus arrestos. Pese a esto, tuvo un par de chances de gol claras, pero no pudo quebrar la resistencia del arquero Luis Ardente, que se erigió en la figura del partido. Recién sobre el final del partido pudo festejar, pero el tanto que logró el delantero Lucas Boyé a los 40' del complemento sirvió de poco. Sólo para camuflar el resultado

El elenco del parque Independencia salió a la cancha con la intención de coparle la parada a San Martín en San Juan. Pero lejos estuvo de conseguirlo. Porque el arranque de partido lejos estuvo del que habrá imaginado Bernardi, ya que fue el local el que manejó la pelota y generó las primeras jugadas de peligro.

La primera imagen de este Newell's 2016 fue deslucida. No pudo hacerse de la posesión y debió correr detrás de la pelota porque el dueño de casa asumió el protagonismo. Así consiguió merodear el arco de Ezequiel Unsain, que a los 8' respondió de gran manera ante un exigente remate desde afuera del área del mediocampista Marcos Gelabert .

Durante el primer cuarto de hora el rojinegro pareció el partenaire de San Martín, ya que no pudo hace pie en el partido. Pero un puñado de minutos más tarde tuvo tres jugadas de gol clarísimas.

Primero lo tuvo el delantero Maximiliano Rodríguez, quien a los 18' no pudo definir bien y le terminó entregando la pelota al arquero Luis Ardente, que envió la pelota al córner. Y en la jugada siguiente el defensor Sebastián Domínguez tuvo el gol en la cabeza, pero el uno sanjunanino se lució sacando la pelota por encima del travesaño. Y a los 19' lo tuvo el atacante Lucas Boyé pero otra vez apareció Ardente para cerrar el arco.

A partir de esas acciones Newell's creció. Se adueñó de la pelota y comenzó a jugar en tres cuartos de cancha y a arrinconar a su rival.

Pero San Martín no se quedó con los brazos cruzados. Primero se acercó con un tiro libre desde el borde del área, y a los 28' el delantero Emanuel Dening remató por arriba del travesaño ante una salida fallida del arquero Unsain.

Pero el pibe Unsain se recuperó a los 32'. Se lució para mandar la pelota al córner tras un cabezazo del defensor Nehuén Paz, que intentó despejar y casi marca en su propio arco.

El local avisó en un par de oportunidades. Y a los 38' no perdonó. El delantero Dening entró por el corazón del área y conectó de cabeza para poner el 1-0.

Sobre el cierre del primer tiempo Boyé sacó un violento remate desde afuera del área con destino de red, pero otra vez Ardente dijo no.

La última de la primera etapa fue para el local. Pero el pibe Unsain tuvo una gran reacción en el mano a mano ante el mediocampista Ezequiel Montagna.

El equipo de Bernardi salió a jugar el complemento con la clara intención de revertir la imagen y dar vuelta el partido. Por eso se paró unos metros más adelante en la cancha, pero nuevamente le costó hacer pie en el partido.

Para colmo de males, a los 4' el el defensor Francisco Mattia puso el 2-0 tras conectar un córner por el segundo palo tras una fallida salida de Unsain.

Con el 0-2 el partido se le hizo más cuesta arriba a Newell's. Fue para adelante una y otra vez, pero con más voluntad que ideas. Así le terminó entregando la pelota al dueño de casa, que optó por cuidar la ventaja y manejar los tiempos del trámite.

Con el tiempo cumplido Newell's salvó el honor con un tanto de Boyé, de lo mejor del equipo, que puso la pelota junto al palo derecho de Ardente con un remate cruzado desde afuera del área.

El delantero Ignacio Socco tuvo una muy clara a los 33'. Recibió por el segundo palo un centro enviado por Maxi Rodríguez, paró la pelota y sacó el remate pero la pelota salió por arriba del travesaño. 

El partido entregaba poco y nada. Las jugadas de peligro brillaban por su ausencia. Por eso la jugada que mayor trascendencia tomó en el cierre del partido fue la expulsión del mediocampista Daniel Mancini, que había ingresado por Paz, a los 40'. 

Fuente: La Capital

Comentarios