Ovación
Sábado 30 de Abril de 2016

“No dudé nunca en que había que darles la oportunidad”

Ricardo Johansen tuvo palabras de puro elogio para los chicos que tuvieron sus primeros pasos en el equipo

A Ricardo Johansen le tocó ser el piloto de tormentas en un barco prácticamente a la deriva. No solo en el aspecto deportivo, que venía aparejado de perder el segundo Clásico, sino también desde lo dirigencial, donde los divergencias son estrafalarias. Pero la historia sigue y anoche los tres puntos eran una premisa ineludible en el Brigadier López. 
Así fue como el equipo, que tuvo aplomó, se acordó de lo que es jugar y, con un importante despliegue y compromiso, sumado a la energía de los pibes que se animaron a jugar, se le puso fin a la racha de cinco duelos sin sumar de a tres. De esta manera, la noche del viernes terminó de la mejor manera, máxime si se tiene en cuenta que la gente, lejos de los reclamos, entendió el momento y alentó para acompañar en esta importantísima victoria 3-1.
“Esto es mérito de los jugadores, el de haber entendido el momento para salir a jugar, de abstraerse de todo el contexto. Por suerte no hubo silbatina y eso ayudó un montón a que el ambiente sea más favorable para todos. Es más, el público contagió. La idea es la transmitir de adentro de la cancha hacia afuera todo lo que se intenta a buscar. Esperemos que nos lleve por el camino correcto”, expresó el entrenador Sabalero en conferencia de prensa, donde plasmó en cada palabra su satisfacción por esta victoria.
“Lo más importante fue haber logrado el triunfo. Leguizamón hizo un gran encuentro, hasta que se cansó, lógico por cierto, a raíz de tanto desgaste. En tanto, Sandoval lo asimiló con mucho temple. Entró en el momento justo y, a pesar de su corta edad , tiene mucho carácter y es muy buen definidor y por suerte y por el bien del equipo pudo convertir”, agregó.
En el ida y vuelta con los medios, aclaró que “no me considero que esto ahora me haga mejor o peor entrenador. Esto es mucho más largo desde el análisis. Me pareció que era el momento para que jueguen los chicos. Quizás muchos de ellos necesitaban de aire fresco y no dudé nunca en que había que darles la oportunidad. Así también muchos otros pibes más que están en condiciones de ser una opción. Por suerte los conozco y espero que sean el futuro del club”.
Cuando parecía que el 2-0 era inamovible, Olimpo lo complicó al descontar en el cierre. Sobre eso, explicó: “Hasta el final nunca hay que confiarse y como hoy (por anoche) siempre puede pasar. Entonces hay que pensar bien como jugar los cierres. Ellos también lo hicieron bien (por Olimpo) aprovechando una distracción nuestra. Eso hizo que lo sufriéramos hasta el final, pero me dio una alegría inmensa con el gol de Poblete, por todo el sacrificio que hace por el equipo”.
“En mi paso anterior, la satisfacción fue haber dejado muchos chicos como jugadores de Primera. En este momento la situación es otra, habrá que tener más paciencia, porque hubo una reestructuración, entonces eso afectó al club. Las inferiores hoy no cuentan con la cantidad necesaria de jugadores como para apostar a largo plazo. Iremos despacio, porque esto va a llevar tiempo. Por eso hay gente ya trabajando”, concluyó.

Comentarios