Política
Martes 21 de Julio de 2015

"No me resultaría extraño que el socialismo acompañe a Daniel Scioli"

La esposa de Scioli desembarcó en Rosario luego de las elecciones porteñas y ya en campaña para las presidenciales. Fustigó a Mauricio Macri por prometer "cosas que en el pasado votó siempre en contra".

Metida de lleno en la campaña presidencial, Karina Rabolini, la esposa del precandidato del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, fustigó ayer a Mauricio Macri, rival directo del mandatario bonaerense. "La oposición ahora hace hincapié en cosas que en el pasado votó absolutamente en contra", dijo la ex modelo respecto de las promesas de campaña lanzadas el domingo por el líder del PRO, en el marco del festejo por el ajustado triunfo porteño. Sobre los respaldos al otrora motonauta para las próximas elecciones generales, tendió un puente hacia Santa Fe: "No me resultaría extraño que el socialismo acompañe".

A 24 horas del ballottage porteño, Rabolini volvió a desembarcar en Rosario junto al candidato a senador nacional por Santa Fe del FpV, Omar Perotti. Y, en sintonía con las declaraciones de Scioli (ver aparte) sobre la performance del macrismo en su bastión político, repasó ante La Capital el reciente resultado electoral: "Fue una sorpresa para todos, porque si nos guiábamos por las encuestas la diferencia era mayor".

"La lectura que hago es que la gente no quiere tanto cambio. Sí en algunas cosas, pero en general busca mantener el rumbo, ampliar lo construido", estimó.

De inmediato, la presidenta de la Fundación Banco Provincia se detuvo en el discurso que Macri brindó sobre el escenario de Costa Salguero, cuando prometió que YPF y Aerolíneas Argentinas (AA) continuarán en manos del Estado y aseguró que mantendrá la asignación universal por hijo (AUH). "La oposición ahora hace hincapié en cosas que en el pasado votó absolutamente en contra", advirtió.

Acerca del desafío electoral de octubre y el rol de un Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) sin lista presidencial en Santa Fe, Rabolini aseveró: "Me gustaría que todos respalden a Daniel. No me resultaría extraño que el socialismo acompañe, porque Scioli tiene diálogo con todo el mundo y lo que quiere es una Argentina unida para enfrentar los problemas que la afectan".

Los coqueteos kirchneristas con el socialismo vienen cobrando fuerza en los últimos meses: a fines de 2014 la posibilidad de que el gobernador Antonio Bonfatti se sumara a una fórmula presidencial fue alimentada por Florencio Randazzo, ministro del Interior nacional y ex precandidato al Sillón de Rivadavia por el FpV.

En abril, un día después de la oficialización de la negativa del postulante a senador nacional Hermes Binner a ir por la Presidencia, Randazzo potenció las expectativas. "Me encantaría que gran parte del socialismo pudiera acompañarnos", admitió. Pero todo se diluyó con la declinación del ministro a dar pelea interna por la Casa Rosada.

Poco después, Bonfatti acrecentó las especulaciones al aludir a su posicionamiento en una hipotética segunda vuelta en las presidenciales. "No voy a votar a la derecha", afirmó el jefe de la Casa Gris.

Por su parte, la ex modelo intensificó en los últimos meses su actividad en todo el país. Y, en su nueva vista a Rosario, Rabolini y Perotti estuvieron en la Asociación Nazareth, que asiste a personas que padecen adicciones.

"Santa Fe tiene que seguir creciendo, cuenta con un potencial extraordinario. Uno de los desafíos es transformar la materia prima en un producto elaborado y que haya cada vez más Argentina en el mundo", señaló Rabolini.

Sobre Rosario, indicó que "otro de los temas clave en la agenda de Daniel es la relación con las grandes ciudades, porque todas comparten la misma problemática".

"Hablamos de ciudades que tienen un anillo de pobreza con habitantes que vienen atravesando una situación muy compleja. Por eso habrá un tratamiento especial, que obviamente incluirá a Rosario", concluyó Rabolini.

Comentarios