Ovación
Martes 08 de Diciembre de 2015

No se conforma y va por más

Luego de la consagración frente a Regatas en la final del torneo doméstico, Villa Dora le apunta a la Liga Nacional y al Sudamericano de Clubes. En charla con Ovación, su entrenadora Lorena Góngora habló de todos estos temas.

Villa Dora logró su séptimo titulo de manera consecutiva a nivel local tras ganarle en la final a Regatas por 2-0. El primer triunfo lo obtuvo en el Tribu Mocoretá superando al Lagunero por 3-0 y cinco días más tarde como local se impuso por 3-1, para decretar su hegemonía en el torneo doméstico. 
En estos años las Doras mantuvieron una base pero además fue fundamental la presencia del cuerpo técnico encabezado por Lorena Góngora, quien viene trabajando junto a las jugadoras en todo este tiempo y los resultados están a la vista.
 El desafío de seguir ganando y no conformarse con lo hecho fue determinante para seguir por este camino de éxitos. Es indudable que Villa Dora en el certamen local está varios escalones por encima de sus rivales, pero también es cierto que todos los clubes le quieren ganar y ese es un desafío mayúsculo a la hora de salir a jugar. 
En todo el año, las Doras perdieron un solo partido que fue ante Gimnasia y Esgrima de 4 de enero, como visitante y en tie break. Habrá que mencionar las bajas que sufrió el equipo durante el 2015, una de ellas fundamental como fue la ida de Maira Westergaard, su mejor jugadora, que se fue a competir a España. 
No obstante, quedaron otras de experiencia como María Elena Romero, Karina Suligoy y Elena Klug, entre otras. Como así también la líbero Ariana Macíes, quien hace unos meses disputó el Mundial Sub 18 con el seleccionado argentino.
La jerarquía del plantel le permitió conseguir un nuevo logro y desde ahora la apuesta es más significativa, dado que la idea de los dirigentes es seguir participando de la Liga Nacional (este año terminó segundo) y volver a competir en el Sudamericano de Clubes que lo disputó en este 2015 finalizando cuarto. Como se observa, los objetivos son importantes y el hambre de gloria no se detiene.
Luego de la consagración ante Regatas, Ovación charló con su entrenadora, quien analizó lo que fueron los partidos finales pero también hizo un balance del año y de lo que vendrá
“En el partido final noté que las chicas estaban muy presionadas, les costaba entrar en juego y no hay que olvidarse que este fue un año de recambio con algunas jugadoras que se iban y otras que llegaban. Se fue Maira (Westergaard) que era fundamental en el equipo y también Julia (Benet) que tuvo muchos compromisos durante la temporada más allá de que estuvo en la final. Pero en el plantel tenemos algunas jugadoras sin tanta experiencia y eso se nota cuando jugás una final, de todas maneras el grupo se bancó la situación, seguimos trabajando e incluso el público cantó más que en otras finales porque no éramos candidatos, ya que no era el Villa Dora de antes. De todos modos, pudimos demostrar que el club sigue trabajando en serio y que hay jugadoras que siguen siendo el respaldo del plantel para crecer día a día”, aseguró la entrenadora.
 Para luego agregar: “Sabíamos que no sería fácil lograr un nuevo título, pero por suerte pudimos lograr el objetivo y además la alegría que en la final pudieron ingresar todas las chicas. Otra vez nos tocó jugar la final con Regatas y debemos reconocerle el mérito de que siempre están ahí. Y son pocos los clubes que pueden lograr esa regularidad”.
A la hora de hablar sobre la séptima corona consecutiva que es un hecho inédito, manifestó: “No es fácil mantener la motivación y sin dudas que es una exigencia muy grande. Todos los clubes nos quieren ganar y nos juegan de una manera distinta y eso también nos obliga a crecer. Igual hay un grupo de inferiores que están detrás nuestro y que nos tienen como referentes. Lo cual genera el crecimiento de las inferiores que es nuestro mayor objetivo para seguir generando jugadoras que mantengan el nivel del equipo”.
En relación al futuro, manifestó: “Ya estamos para jugar la Liga Nacional, en ese sentido se está armando un equipo nuevo ya que las jugadoras más importantes recibieron ofertas económicas que el club no podía competir como el caso de Maira que se fue a jugar la A 1 de España y le está yendo muy bien. Elena Klug nos manifestó que este año va a encarar otras situaciones de su vida, más allá de que seguirá jugando el torneo local. Y en el caso de Julia se va a dedicar al beach, ya que integra la selección nacional. De esa manera son tres jugadoras importantes que no van a estar para la Liga y es por eso que vamos a traer algunos refuerzos. En tanto que si Boca no juega la Liga nos correspondería a nosotras disputar el Sudamericano que se va a desarrollar en el mes de febrero en Río de Janeiro. Sabemos que para eso debemos conformar un equipo muy competitivo, porque no solo tendríamos que jugar la Liga sino representar al país en un torneo internacional”.
Por último, marcó los pasos a seguir:  “La evaluación que hicimos con el cuerpo técnico y el preparador físico es que lo mejor será trabajar hasta el 20 de diciembre, porque sino sería muy largo el período de reposo y se perdería todo lo que trabajaron. Por lo cual las vacaciones serían del 20 de diciembre al 5 de enero y ahí arrancaríamos con la pretemporada, dado que el comienzo de la Liga está previsto para el 28 de enero”.

Comentarios