Ovación
Martes 01 de Diciembre de 2015

No va más: se aburrió del partido y lo suspendió

El presidente de Mauritania decidió parar la final de la Supercopa a los 65 minutos de juego porque el partido le parecía un bodrio y lo mandó a los penales.

El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, asistió a ver a la final de la Supercopa de su país en el estadio de Nowazibo, donde jugaban el Tafarrogh Zeina y Laksr.
Y cómo el partido no era bueno o la afición del presidente de la república por el deporte no era tal ya que, tras haber llegado al estadio en el descaso, ordenó parar el partido en el minuto 65 con el 1-1 en el marcador ante la posibilidad de que pudiese surgir la prórroga. Dado su aburrimiento, ordenó ir directamente a los penaltis y finiquitar el encuentro.
Tras el partido, Mohamed Ould Abdel Aziz afirmó que “terminar un encuentro con ambos equipos de acuerdo no significa violar la ley porque es un solo partido, y no está relacionado con ningún competidor”, y todavía apuntó que “el fútbol es famoso por su flexibilidad, especialmente cuando todas las partes lo aceptan”, sentenció.
Finalmente, el FC Tevragh Zeina acabó levantado la Supercopa después de ganar desde los 11 metros.

Comentarios