Barranquitas
Jueves 15 de Septiembre de 2016

"No vamos a parar las obras por un grupo de delincuentes", dijo Corral

Lo afirmó en relación a las amenazas que sufrieron funcionarios y empresarios por parte de un grupo de personas que representarían a un nuevo sindicato de la construcción, paralelo a la Uocra

Este jueves, trabajadores de la construcción nucleados en Sitic (Sindicato Trabajadores Industria de la Construcción) se movilizaron hasta uno de los ingresos a la ciudad, a la altura de calle Iturraspe (barrio Barranquitas), donde se está construyendo –impulsado por el municipio– una escuela de trabajo. Desde la nueva entidad, paralela al gremio Uocra (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina) reclaman no ser discriminados por parte de las empresas y piden "fuentes de trabajo".
La manifestación se dio en el marco de una denuncia, que ya se encuentra en curso de investigación en la fiscalía actuante, por amenazas y coacción. La misma fue realizada por la empresa que lleva adelante los trabajos en barrio Barranquitas, la Cámara de la Construcción y la Municipalidad de Santa Fe.
Este jueves, el intendente de la ciudad, José Corral, hizo referencia al tema y se mostró preocupado por la situación. "Es una obra cuyo contrato ya se firmó y ya comenzó. Hubo muchos problemas, de extorsión y de presión sobre la empresa para que tome a cierta gente de este sindicato (por Sitic)".
El intendente afirmó que la entidad carece de personería gremial. "Uocra es el que está defendiendo los intereses de los trabajadores pero lo hace en el marco de la ley", agregó Corral. Sobre las extorsiones denunciadas, señaló: "Nosotros interpretamos que están fuera de la ley y que puede configurar un delito. Por eso formulamos la denuncia, tanto el municipio –como el dueño de la obra– y la empresa que tiene que llevar adelante los trabajos".
Consultado sobre las presiones hacia funcionarios del municipio, dijo que las mismas eran para que "tomemos a cierta gente". Incluso, comentó que hubo una amenaza de muerte. "Si no se tomaba a ciertas personas, iba a haber ciertas consecuencias. Hubo una amenaza de muerte al capataz de la obra, que de hecho durante unos días no pudo ir", indicó. En este punto, aclaró que las declaraciones sobre el hecho se encuentran en fiscalía.
El fiscal regional Jorge Nessier explicó que las denuncias son por coacción y amenazas, y que estarían relacionadas con un conflicto gremial vinculado a la competencia. Según relató el funcionario judicial en declaraciones radiales, existieron distintos tipos de presiones. Por un lado, dirigida a los trabajadores para tratar de imponer una afiliación gremial a uno de los sectores, y por otro, hacia las mismas empresas, con respecto a cómo realizan las contrataciones en relación a uno u otro sector.
En declaraciones a LT10, Nessier contó que "algunas denuncias ya están en curso de investigación". Además, confirmó que tienen su origen en presentaciones que realizó la "Cámara de la Construcción local, un empresario de la construcción y de la propia Municipalidad, que está viendo afectada la obra pública a raíz de los conflictos".
Por su parte, el intendente de la ciudad insistió en que el único gremio que tiene personería gremial es la Uocra y manifestó: "Yo lo que quiero decir es que primero nosotros vamos a seguir con las obras. No vamos a parar las obras porque haya un grupo de delincuentes en el barrio que amenace. Nosotros hemos denunciado situaciones de hostigamiento, no solo contra el personal municipal y con la gente de la obra, sino con los propios vecinos que quieren vivir tranquilos".
Corral relató que han reclamado ante el Ministerio Público de la Acusación y ante la policía que tome cartas en el asunto. Con respecto a las obras que se realizan en barrio Barranquitas, describió: "El Estado está llegando con un jardín que está funcionando, con una escuela de trabajo, con las casas que hemos hecho con Los Sin Techo y con los desagües. Ahora hay que resolver también el tema de las banditas que hay en el barrio y que mantienen en vilo no solo a esta obra en construcción sino al resto del barrio".
Por último, el intendente aseguró que no van a aceptar acciones o actitudes similares a las ocurridas en las últimas semanas. "Vamos a hacer las denuncias que hagan falta y por supuesto que estos vínculos entre supuestos gremialistas y redes delictivas no lo vamos a tolerar", finalizó el intendente.

La mirada de Sitic
En diálogo con Diario UNO, el secretario general del Sindicato de la Industria de la Construcción expresó que la decisión de formar un nuevo gremio estuvo relacionada a la falta de representatividad por parte de Uocra. En diálogo con el matutino, Julio César Ojeda afirmó: "No hubo elecciones en Uocra y se maneja todo desde Buenos Aires a través de un normalizador".
Respecto a las denuncias por amenazas, Ojeda se despegó de las mismas y afirmó que no ejercieron presiones. "Nunca fui violento y nunca apreté a nadie, ni nada por el estilo", aseguró.
Consultado sobre la personería jurídica, Ojeda dijo: "Un fallo de la Cámara laboral de Trabajo nos reconoce como gremio de la construcción", y agregó: "Nosotros queremos trabajar, los muchachos nuestros quieren trabajar y ganar lo que le corresponde. Estamos tratando de conseguir las fuentes de trabajo. Vamos a seguir estando. Nuestros trabajadores tienen derecho".

Comentarios