santafe
Lunes 23 de Mayo de 2016

Obesidad mórbida: Iapos autoriza al mes 700 trámites en el centro norte

Es la cantidad de afiliados a la obra social que inician una etapa de tratamiento del Programa Único Integral de la Obesidad. En la misma zona de la provincia, el instituto cubre seis a siete cirugías bariátricas mensuales

La tendencia a un crecimiento en los casos de sobrepeso corporal en la Argentina se mantuvo en, al menos, las últimas tres ediciones de la Encuesta Nacional de Factores de riesgo para enfermedades crónicas no transmisibles (años 2005, 2009 y 2013), por encima del 34 por ciento de la población nacional. En la lectura de los datos más actuales surge que cerca de cuatro de cada 10 argentinos tiene un problema de exceso de peso.
En el caso de Santa Fe, casi 700 afiliados al Iapos (Instituto Autárquico Provincial de Obra Social) del centro norte provincial inician, por mes, alguna de las etapas de tratamiento y/o solicitan autorización para continuar dentro del Programa Único Integral de la Obesidad, que está vigente desde 2011, conforme a la Ley Nacional Nº 26.396. 
En diálogo con Diario UNO, Silvio González, director provincial de la obra social de los trabajadores públicos, hizo una aclaración con respecto a la cifra mensual mencionada –que surge de los registros oficiales de sector de Informática de Iapos– que “la cantidad de afiliados que se incorporan al programa está muy relacionada con la accesibilidad, con la posibilidad que haya en los diferentes lugares del centro norte de la provincia de oferta de este tipo de dispositivos que financia la obra social”.
Es decir, dado que el programa provincial contempla un tratamiento integral, considerando a la obesidad mórbida como una enfermedad de curso crónico con una característica de recaídas múltiples, que impacta en la salud, calidad y expectativa de vida de los pacientes, y que debe ser abordada por distintas disciplinas, no siempre es posible llevarlo a cabo en localidades donde no hay profesionales de todas las especialidades involucradas.
“Seguramente la cifra es siempre mayor en la zona sur de la provincia, donde la oferta prestacional es un poco más elevada”, dijo González y continuó: “Es posible que el número de casos en toda la provincia sea mayor, porque debe haber gente con este problema de salud que aún no ingresó al programa porque no tiene acceso en su zona”.
Desde el enfoque inverso, también la cifra de pacientes que ingresaron al programa del Iapos creció en los últimos años y en un gran porcentaje esto se relaciona no solo con el avance de la enfermedad, sino también con la cantidad de prestadores que se sumaron a ofrecer sus servicios.

Para ingresar al programa
El mismo está dirigido a pacientes con obesidad mórbida, definida a partir de un índice de masa corporal (IMC) superior a 40 y con prestadores incluidos en el listado de profesionales para esta patología. Esto puede hacerse efectivo por consulta propia del paciente o por derivación médica específica.
El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso de una persona por el cuadrado de su altura. Entre los adultos, un IMC menor a 18,5 se considera un peso insuficiente; entre 18,5 y 24,9, peso normal; de 25 a 29,9 sobrepeso y con entre 30 y 40 de IMC se señala obesidad.
Iniciado el tratamiento, la condición básica de continuidad en el programa –hasta dos años– es cumplir con dos indicadores de referencia en el seguimiento clínico: la reducción porcentual superior al 0,5 por ciento del peso por semana; y el cumplimiento de al menos el 70 por ciento de las visitas pautadas en los módulos clínicos. Los pacientes que cumplimenten los objetivos de los indicadores de seguimiento de cada ciclo continúan con el ciento por ciento de cobertura.
Cuando se demuestra de forma fehaciente el fracaso en el logro y sostén del plan de seguimiento, el programa contempla la opción terapéutica por vía quirúrgica con tres técnicas de cirugía bariátricas: by pass gástrico, banda gástrica o manga gástrica.
Además del acceso a los módulos clínicos sucesivos y a la cirugía bariátrica (en caso de corresponder), la cobertura incluye el ciento por ciento de reconocimiento en los medicamentos relacionados a la patología, análisis bioquímicos y los estudios diagnósticos.

A quirófano
Por mes, en el centro norte de la provincia se concretan alrededor de seis o siete cirugías bariátricas a través del Iapos. Sin embargo, la mayoría de los casos logra resolverse a través de los tratamientos integrales previos.
“Muchos afiliados se acercan en primer lugar para solicitar la intervención quirúrgica, pero la ley prevé dos tipos de abordaje. Uno de ellos es el seguimiento clínico y, el otro, es el quirúrgico. Para poder acceder a la cirugía, los pacientes tienen que hacer primero el seguimiento clínico. Muchos de los casos se resuelven en ese abordaje integral del problema, con clínicos, nutricionistas, psicólogos, actividad física”, explicó González.
“Acceden a la cirugía –destacó el funcionario– aquellos pacientes que han cumplido con ese primer seguimiento y no han logrado el objetivo, o aquellos que, por el grado de obesidad o por patologías asociadas, la cirugía es el tratamiento electivo”.
Por último, el director del Iapos consideró que “a partir del financiamiento de la obra social se han podido definir y moderar las prestaciones que realmente los afiliados necesitan”. Y acotó: “Mucho de lo que financia la obra social se relaciona con la oferta sanitaria, y este programa, junto con otros que le siguieron, como el de Salud Mental o el de las Adicciones, de alguna manera expresan el rol que la obra social quiere: el rol de garante de salud”. 


Por Soledad Mizerniuk - smizerniuk@uno.com.ar / De la Redacción de UNO Santa Fe

Comentarios