Ovación
Sábado 09 de Julio de 2016

Olivera está a un paso de convertirse en refuerzo sabalero

Cuando se sabía que Paolo Montero dejaría de ser el entrenador de Boca Unidos para firmar contrato con Colón se mencionaba que el técnico uruguayo tenía intenciones de llevarse al marcador central Emanuel Olivera para que juegue con la camiseta rojinegra. El defensor había causado muy buena impresión tanto en Montero como en el resto de sus colaboradores pese a los pocos meses que estuvieron en Corrientes.
Para el flamante DT sabalero es fundamental el trabajo que puedan realizar los marcadores centrales ya que los considera determinantes en el funcionamiento de la estructura titular, dado que su idea es armar el equipo de atrás hacia adelante para conseguir solidez.
El viernes José Vignatti viajó a Corrientes para reunirse con Alfredo Schweizer e intentar cerrar la llegada de Olivera. En esa charla las gestiones avanzaron y es por eso que se aguardan novedades para la próxima semana, pero es un hecho que el defensor surgido de las divisiones menores de Vélez se convertirá en nuevo refuerzo de Colón y en los próximos días se sumará a la pretemporada.
Ayer por la tarde y luego de entrenar con el plantel correntino, Olivera charló con Ovación respecto a esta posibilidad que se le presenta y que claro está representa para él un desafío enorme, no solo por volver a jugar en Primera División, sino también porque deberá retribuirle a Montero la confianza que le brindó, primero dándole la titularidad en Boca Unidos y luego pidiéndolo para que llegue a nuestra ciudad.
"La verdad que estoy muy ilusionado con esta posibilidad de jugar en un club tan grande como Colón, es algo de lo que se viene hablando desde hace un par de semanas y ojalá que esta situación se pueda resolver lo antes posible para que pueda estar más tranquilo y cumplir un sueño que es volver a jugar en Primera División después de algunos años", comenzó diciendo.
Para luego agregar: "Tuve la posibilidad de hablar con la gente que me representa y me dijeron que me quede tranquilo, que ya habían hablado entre las partes, que estaba todo encaminado y que si Dios quiere se iba a solucionar. Por lo cual estoy esperando nuevas noticias y muy ilusionado ya que puedo pegar un salto importante en mi carrera".
Respecto a la confianza que le brindó Montero y la responsabilidad que eso conlleva, aseguró: "La verdad que sí, en estos casos la ansiedad te desespera un poco pero seguramente las cosas terminarán bien y será lo mejor para mí y también para el club. Obviamente que el hecho de que te pida un entrenador como Paolo es un orgullo para mí, por todo lo que significa él dentro del fútbol. Y es un gran desafío y una enorme responsabilidad".
Cuando se lo consultó por la manera de trabajar de Montero en el día a día, respondió: "Es un técnico muy trabajador y responsable, en realidad todo el cuerpo técnico se caracteriza por laburar mucho y esa dedicación que le ponen al día a día es muy importante para el jugador ya que te permite aprender. Además transmite muy bien de qué se trata el fútbol y el mensaje que baja le llega al jugador. Además por la enorme trayectoria que tuvo como futbolista en Europa es un plus todo ese conocimiento que tiene y que vuelca en el plantel".
Sobre la preponderancia que tienen los marcadores centrales en los equipos que dirige Montero, el defensor manifestó: "Es algo muy difícil lo que el técnico te pide, ya que la idea de Paolo es ser un equipo corto y que los zagueros se planten en mitad de cancha. Es algo muy bueno jugar así pero implica un riesgo y una responsabilidad muy grande, nosotros implementamos ese sistema en Boca Unidos y lo hicimos de la mejor manera. La idea primaria es mantener el arco en cero y después confiar en los hombres de ataque. Pero para lograrlo hay que estar muy concentrados y también trabajar para lograr un funcionamiento adecuado".
Olivera ya sabe lo que implica jugar en el Brigadier López, ya que si bien no fue titular, estuvo en el banco de relevos en el partido que el Sabalero goleó a Boca Unidos por 3-0 y que significó el ascenso a Primera División en diciembre del 2014.
"Ese día estuve en el banco pero es muy lindo ser protagonista de esa clase de partidos y más teniendo en cuenta el clima que se vivió ese día y la manera en que la gente llenó la cancha. Te genera mucha adrenalina y obviamente que te generan ganas de jugar. Es un estadio muy lindo y me tocó jugar con la camiseta de Vélez en Reserva y recuerdo que en el entretiempo ya había gente y es muy lindo la pasión que demuestra el hincha de Colón", sentenció.
Por último, indicó: "Si bien me tocó debutar en Primera División con la camiseta de Vélez, la realidad indica que si llego a Colón será el salto más importante en mi carrera futbolística porque me toca en el mejor momento deportivo como para afrontar este enorme desafío".


Comentarios