La columna de Stamateas
Sábado 29 de Julio de 2017

Cómo tener confianza en uno mismo

Hay gente que se considera creyente pero lejos está de creer en sí misma y actuar en consecuencia.


BERNARDO STAMATEAS.jpg

Para algunos tener fe quiere decir practicar una determinada religión, o ser una persona espiritual, lo cual suele ser visto como algo monótono y aburrido. ¿Pero qué implica creer en uno mismo? Todos tenemos algo de fe, aun cuando no nos demos cuenta. Por ejemplo, podemos cruzar la calle con el semáforo en rojo porque "creemos" inconscientemente que los vehículos no van a avanzar y a atropellarnos. Pero no todos tenemos confianza en nosotros mismos.

Fe y confianza en uno mismo van de la mano y nos conducen a la cima. ¿Por qué? Porque es el lenguaje que hablan aquellos que alcanzan el éxito, que van detrás de sus sueños y los convierten en realidad. Un lenguaje con el que todos deberíamos estar familiarizados y hablar a diario, hagamos lo que hagamos. Confiar en nosotros mismos nos permite tener una autoestima elevada y hablar con seguridad y convicción, lo cual afecta positivamente todo nuestro ser: cuerpo, mente y emociones; y también las circunstancias que nos rodean, que no siempre son las mejores.

Tener confianza en uno mismo funciona para todos por igual, independientemente de nuestra edad y trasfondo social, y es el ingrediente que nos ayuda a concretar nuestras metas y objetivos en la vida. La confianza en uno mismo hace que:

• Disfrutemos de la vida en plenitud, cualquiera sea nuestra situación, con pasión y energía inagotables.
• Seamos felices tal como somos, a pesar de los problemas y los desafíos que la vida nos presenta.
• Crezcamos, avancemos y nos superemos a nosotros mismos, a medida que pasan los años.
• Estemos animados, incluso cuando sentimos miedo, duda y presión por todo lo negativo que nos rodea. En otras palabras, que tengamos esperanza en un futuro mejor.
• Mantengamos o recuperemos la salud, si la perdemos en algún momento. La confianza en uno mismo genera una mente sana en un cuerpo sano.
• Tengamos relaciones interpersonales sanas y satisfactorias.
• Atraigamos siempre lo mejor a nuestra vida y mantengamos alejado lo que no nos hace bien.
• Gocemos de una vida larga y fructífera.


Entonces si hoy no podés disfrutar de la vida, si sentís que nos sos feliz, si estás estancado sin poder avanzar, si te encontrás desanimado por tus circunstancias, si tu salud no es óptima o si te llevás mal con la gente, tal vez estés necesitando confiar plenamente en vos. En ese enorme potencial que se encuentra en tu interior, esperando ver la luz. Muchas veces, por supuesto sin minimizar las dificultades que a todos nos toca enfrentar, optamos por amargarnos y hundirnos en el dolor. Pero no nos damos cuenta de que tan solo comenzar a tener confianza en nosotros mismos puede transformar cualquier situación, por dura que esta sea.


La confianza es poderosa porque es la certeza, la seguridad o la convicción, de que lo que esperamos y todavía no vemos con nuestros ojos físicos tarde o temprano sucederá. Cuando adoptamos esta actitud, sabiendo lo que queremos y no descansando hasta alcanzarlo, todo lo que anhelamos llega a nuestra vida. ¿Sabías que el vocablo certeza deriva del griego hypóstasis que quiere decir "título de propiedad"? Esto significa que, cuando tenés la certeza de que algo será realidad, te estás moviendo en un contexto de legalidad.


Pero ¿qué ocurre cuando me enfrento a errores, decisiones equivocadas o fracasos?, tal vez te preguntes. Lo cierto es que todos nos enfrentamos a eso porque es un aspecto de la vida. No todo sale siempre como lo deseamos. A todos nos pueden abandonar, traicionar, estafar, etc. Pero cuando perseguimos un sueño grande, nadie puede quitarnos ese "título de legalidad" que dice que somos dueños legítimos de lo que esperamos. Pase lo que pase, el sueño sigue siendo nuestro.


¿Cómo podemos desarrollar confianza y seguridad en nosostros mismos?


La confianza en uno mismo no se vende, ni se compra, ni se presta, ni se encuentra por casualidad. Para confiar en nosotros mismos, primero tenemos que llevarnos bien con nosotros mismos. Es decir, amarnos y aceptarnos tal cual somos, con defectos y virtudes. ¿Cómo te llevás con vos mismo? Es fundamental eliminar todos esos autoconceptos (falsos) que tenemos que, por lo general, son el producto de todo lo negativo que nos han dicho desde la infancia nuestros padres y demás personas en autoridad. Y luego "decidir" amarnos y confiar en nosotros mismos.


Confiar en mí mismo es una decisión.


Una persona que cree en sí misma es indestructible y contagia su pasión a quienes lo rodean. Y sobre todo, alcanza todo lo que se propone.


Si tenés alguna inquietud, podés escribirme al mail: bernardoresponde@gmail.com