Ovación
Domingo 16 de Agosto de 2015

“Orgullosos de tener su nombre como bandera”

Ovación conversó con Mario Buccolini, uno de los referentes de la Escuelita de Fútbol. El motivo de la charla fue hablar sobre la decisión que se tomó de colocarle Diego Barisone a dicho Departamento Deportivo

La desaparición física de Barisone golpeó duramente a toda la familia Tatengue como así también a toda la sociedad santafesina. Pero uno de los pilares que tiene la entidad de la Avenida López y Planes y que más sintió la pérdida de uno de los pocos jugadores, que desde los 4 años patearon su primer pelota en la entidad, fue la Escuelita  de Fútbol.
 
El jueves de la semana pasada y, luego de una reunión formal que tuvieron los referentes de dicha área deportiva y Gerardo, padre del querido Bari, decidieron colocarle el nombre Diego Francisco Barisone. Después de esta decisión irreprochable que se tomó, Ovación conversó mano a mano con Mario Buccolini, uno de los referentes máximos que tiene el club Tatengue en la formación de chicos que arrancan sus primeros pasos futbolísticos.
 
“Diego no solamente fue un referente para toda la institución sino que además ahora será nuestra bandera en la Escuelita. El comenzó en 1995 con nosotros, así que imagínense lo que significó para nosotros tener a uno de los chicos que había empezado bien desde abajo, que llegara a ser profesional, y el futuro que tenía”, manifestó Buccolini.
 
—¿Cómo lo definirías a Bari?
—Siempre fue un chico de bien, lo querían todos, porque se hacía ganar el cariño siendo simple y sencillo. Fue y es un golpe muy duro el que recibimos todos cuando se conoció la noticia del accidente.  Lo más lindo para nosotros fue que, cada vez que le pedíamos algo, estuvo siempre, nunca se negó y lo hizo con orgullo, como también está Nicolás Bruna. Juntos entregaban premios y venían para estar con los niños… ese cariño por los colores que nunca olvidó hace más grande su pérdida.
 
Su posición natural, atacante
Dentro de un clima de emoción permanente y junto a su amigo Juan Carlos Císeri, también referente del fútbol de los más pequeños, Mario Buccolini contó una anécdota sobre como fueron los comienzos de Diego Barisone.

     
                                              Foto: José Busiemi - Uno Santa Fe
 
“El cuando comenzó no fue defensor  sino que era delantero; sí señor, era número 9. Esa fue su primera posición y se cansó de hacer goles. Después cuando creció los técnicos lo vieron y lo pasaron de 5, donde se paró muchos años hasta que finalmente terminó siendo defensor central, en donde creo que iba camino a ser un jugador que se iba a ir a jugar al exterior por esa capacidad que tenía. Lamentablemente Dios tuvo otro destino”.
 
Obviamente que con lágrimas en sus ojos, el directivo no tuvo más que palabras de agradecimiento y reconocimiento a su persona, yendo más allá de lo que estaba siendo como profesional del fútbol en la Argentina.
 
“Su sentido de pertenencia a los colores fueron naturales, su vida giró siempre en torno a Unión, igual que toda su familia con Gerardo (padre); María Rosa (Madre) y Ornela (hermana). Ellos lo acompañaban a todos los torneos y en donde jugaba él, ellos estaban y sobre todo los padres”, agregó.
 
—¿Ahora la obligación y el compromiso será mucho mayor sabiendo que tendrán su nombre como estandarte del Departamento de Trabajo?
—Por naturaleza somos muy exigentes en cada una de nuestras actividades y en lo que le pedimos a nuestros técnicos y profesores. No es casualidad que tengamos 20 años de existencia y vamos por mucho más, pero no cabe ninguna duda que con el nombre de Diego Barisone, lo que sí se profundiza es el sentido de pertenencia, como ya dijimos.
 
—¿Hablaron enseguida con Gerardo Barisone para colocar el nombre de su hijo?
—Dejamos pasar un tiempo prudencial. Lo tiramos como posibilidad en Comisión Directiva y luego nos reunimos con su familia para tener su consenso, porque era lógico consultarle a ellos, ya que tal vez nos decían que no y hubiese sido también comprensible, pero por suerte nos dieron el sí. 
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar

Comentarios