Copa América
Miércoles 22 de Junio de 2016

A puro cuarteto en Houston, Argentina venció a Estados Unidos y llegó a la final de la Copa América

Argentina aplastó a Estados Unidos por 4-0, con tantos de Lavezzi, Messi (se transformó en goleador histórico de la Selección) e Higuaín (2), y se metió en la final

Argentina mostró su mejor versión en la Copa América Centenario de Estados Unidos, goleó al seleccionado anfitrión que dirige el alemán Jürgen Klinsmann por 4-0 y se metió en una nueva final (la tercera consecutiva tras las derrotas que acumuló ante Alemania en el Mundial de Brasil 2014 y contra Chile en el certamen continental que se realizó en el país trasandino en 2015) donde espera por La Roja o Colombia, que se medirán este miércoles en Chicago.
A la nota la dio Lionel Messi, quien con un exquisito tiro libre anotó un golazo para convertirse en el máximo anotador histórico de la Selección Argentina con 55 goles –superó por uno a Gabriel Omar Batistuta–. Ezequiel Lavezzi abrió la cuenta para el conjunto nacional tras un exquisito pase de La Pulga, mientras que Gonzalo Higuaín convirtió los dos últimos tantos de la goleada.
La Albiceleste salió enchufadísima a jugar el partido, con una presión asfixiante de Augusto Fernández, Javier Mascherano y Ever Benga que surtió efecto generando el error del rival. Marcos Rojo en ese pasaje se transformó en un puntero izquierdo y justamente por ese sector, tras un tiro de esquina llegó la apertura del marcador. Entre Banega y Lavezzi jugaron la pelota, que le llegó a Leo Messi en el borde del área grande, desde allí habilitó al Pocho quien de cabeza, por arriba del arquero Bradley Guzan, mandó la pelota al fondo de la red.
Pero Argentina no aminoró la marcha y mantuvo bien arriba su presión, mientras que Estados Unidos intentó pararse mejor en el fondo y apostar por la velocidad de sus delanteros. La más peligrosa fue un pelotazo que Sergio Romero neutralizó saliendo a jugar como un marcador central.
A los 21' Banega habilitó a Higuaín, quien del medio hacia el costado izquierdo hizo la diagonal, recibió la pelota pero en una posición inmejorable se lo perdió ante el arquero estadounidense tras un gran cruce de Geoff Cameron. Pero a los 31' llegaría la joyita de la noche. Messi encaró hacia el área rival y fue derribado por Wondolowski. La Pulga frotó la zurda, clavó un tiro libre imposible para poner a la Selección 2-0 y convertirse en el máximo goleador de la historia, superando a Gabriel Batistuta.
En ningún momento del primer tiempo el equipo de Gerardo Martino aflojó la intensidad y se fue a los vestuarios justificando la ventaja ante un conjunto estadounidense que nunca logró llegar con peligro al arco de Sergio Romero, salvo un centro que fue despejado por Gabriel Mercado cuando moría la primera parte.

Lo liquidó y sufrió con las lesiones

En los primeros minutos del complemento Estados Unidos intentó jugar unos metros más adelantado buscando llegar al descuento. Sin embargo Argentina volvió a pegar en el momento justo, a los cinco minutos, por intermedio del Pipita Higuaín, quien llegando desmarcado quedó mano a mano con el arquero Guzan, tras una asistencia perfecta de Ever Banega, liquidó el partido.
Pero las malas noticias comenzaron a llegar para Gerardo Martino, ya que primero antes de perderse un tanto ante el arquero estadounidense Augusto Fernández pidió el cambio por una dolencia muscular. En los instantes posteriores también pidió el cambio Marcos Rojo también por una molestia física aunque luego se pudo mantener en cancha, mientras que el mayor disgusto se dio con el fuerte golpe que sufrió el Pocho Lavezzi (fractura de radio) tras caer detrás de un cartel de publicidad que le impedirá jugar la final del próximo domingo frente a Chile o Colombia.
Hasta que a los 40 minutos Argentina presionó nuevamente bien arriba, Lionel Messi se abrió por izquierda y cuando todo parecía indicar que definiría para concretar su segundo tanto, levantó la cabeza y lo vio ingresar solo a Higuaín. La Pulga le cedió la pelota al goleador de la Selección en la noche de Houston quien solo tuvo que empujar la pelota para el 4-0 final.
La Argentina logró su cometido, no le pesó el mote de favorito en el encuentro de anoche frente al seleccionado local y ahora irá en busca de una corona continental, para que la tercera sea la vencida.

Mirá los goles acá:

Lavezzi
Messi
Higuaín
Higuaín2