Ovación
Jueves 21 de Abril de 2016

Alan Ruiz: "no voy a volver: ya está decidido"

Así lo expresó el jugador en declaraciones radiales realizadas esta tarde. Esta madrugada se fue de la ciudad  tras ser golpeado por un barra y afirmar que posteriormente recibió amenzas. 

En declaraciones a "Un buen momento" de radio La Red, el jugador expresó que "ahora estoy en La Plata. No voy a volver: ya está decidido". Al mismo tiempo, y refiriéndose a la agresión que sufrió ayer, afirmó que "no conozco al que me pegó, pero me mostraron una foto y lo identifiqué. Pero no pasa por ahí. La seguridad del club no estuvo cuando tenía que estar"
El episodio
Ruiz relató que ayer "me estaba retirando del predio cuando habiamos terminado y cuando estoy saliendo con el auto, veo que entran 30 personas. Habían cortado las dos salidas. Nos agarraron a mi y a mi hermano y uno de ellos me pegó de espaldas una trompada en la nuca. Da la casualidad que el seguridad nuestro no estaba e ingresaron al predio como si nada. Se pusieron muy agresivos y cuando llegó la policía se calmaron un poco y ahí pidieron hablar
Su situación en Colón
Con respecto a su situación en club aseveró que "yo ya estoy vendido, y si quiero no juego más. Pero no soy así, quiero terminar de jugar. Pero con estas cosas que pasaron dos días antes del clásico, el jugador no está tranquilo. Ponganse en mi lugar y piensen si saldrían a la cancha" 
El vínculo con la barra
Respecto a la relación que matenían tanto él como el resto de los jugadores con la barra de Colón, el delantero aseguró que "en prácticas anteriores han venido los barras mas conocidos de Colón y han sido muy respetuosos y siempre hablaron, nunca nos agredieron. No  se si estos (por los que se presentaron este jueves) eran los 'barra barra', pero será que pertenecían a una parte de la barra también"
 
En ese sentido afirmó que "en ocasiones anteriores vinieron a pedir dinero y nosotros dijimos que no le ibamos a dar, que el club se iba a encargar de eso. Uno sabe que cuando viene la barra, los jugadores están dispuestos a hablar, por que las cosas se arreglan hablando. Nadie quiere perder un clásico, todos quieren jugarlo. Yo era el  primero que había dicho que quería jugarlo"
Para finalizar, Ruiz aclaró que, luego del episodio ocurrido no hubo denuncias tanto de su lado como por parte del club, e hizo referencia al denso clima que vive el resto del plantel luego de esta situación y de cara al clásico: "Hablé con Fatura Broun y dos o tres jugadores más y no estaban tranquilos"