Ovación
Sábado 12 de Marzo de 2016

Arrestaron a cuatro rugbiers argentinos por agredir a un policía dentro de un bar en Brasil

Los jugadores pertenecen al club bonaerense Los Cedros, de San Miguel; a otros tres compañeros se les retuvo el pasaporte y no podrán salir del país hasta que la Justicia local lo decida

Río de Janeiro.- Cuatro argentinos jugadores de rugby en el club bonaerense Los Cedros, de San Miguel, quedaron ayer detenidos en una cárcel de Río de Janeiro por agredir a un comisario de policía en medio de una pelea en un bar la madrugada del viernes. A otros tres compañeros suyos se les retuvo el pasaporte y no podrán salir del país hasta que la Justicia local lo decida.
Los arrestados, identificados por la policía como Patricio Velázquez (capitán del equipo), Tomás Fernández, Hernán Gabriel González y Adrián Gustavo de Donato, fueron trasladados preventivamente anoche al Complexo Penitenciario de Gericinó, en el barrio de Bangu, zona oeste de Río. En tanto, Ignacio Iturraspe, Matías Agustín Tapia Gómez y Fermín Francisco Ibarra podrán responder a los cargos "por daños corporales graves" en libertad.
Los jóvenes eran parte de un equipo de 25 deportistas del plantel superior del club que vinieron a Río por una semana para participar de unos partidos amistosos y tenían planeado volver a la Argentina hoy. El jueves por la noche fueron a tomar unos tragos al bar Palaphita Kitch, ubicado dentro del Jokey Club, en el barrio de Gavea, cuando por razones aún no claras comenzaron las hostilidades entre los argentinos y un grupo de brasileños.
En la confusión resultó agredido el comisario de la Policía Civil Gustavo Rodrigues, quien se encontraba en el lugar junto a su amigo, Rodrigo Henrique Araújo Rosa. Por los golpes de los argentinos, el policía acabó con una fractura de mandíbula y un diente quebrado, mientras que su amigo sufrió un corte en la cabeza.
Según dijeron a LA NACION desde el entorno de los jóvenes detenidos, tanto el policía como su amigo, que es militar, estaban "de civil, también tomando unos tragos en el bar".
Todos fueron trasladados a la comisaría 14 del barrio de Leblon, donde se registraron los cargos contra los rugbiers argentinos, quienes permanecieron allí detenidos hasta la audiencia con el juez ayer por la tarde.
En su sentencia, el magistrado Marcello Sá Baptista se refirió a la tradicional rivalidad futbolística entre la Argentina y Brasil como parte de las provocaciones que originaron los enfrentamientos.
"En el caso de los cuatro identificados como agresores, lo que se verifica es una conducta agresiva y violenta en total desproporcionalidad con la situación fáctica analizada. Los custodiados son atletas de porte físico superior al hombre medio común y practican un deporte en el que poseen pleno conocimiento de la fuerza que pueden emplear contra otra persona", señaló el juez.
Las grabaciones de las cámaras de seguridad del bar lo llevaron a ordenar la prisión preventiva de los cuatro argentinos.
Consultado al respecto, el cónsul general argentino en Río de Janeiro, Marcelo Bertoldi, señaló a LA NACION que el Consulado está brindando toda la asistencia que se le solicitó.
"Les presentamos una lista de abogados de entre los cuales ellos eligieron uno. Logramos postergar ayer la audiencia que estaba originalmente programada para la mañana y les pusimos una intérprete para que los ayudara a comunicarse sin problemas. Ahora se los irá a visitar a la cárcel el lunes para asegurarnos de que estén siendo bien tratados, mientras esperamos que el abogado presente un pedido de eximición de prisión", explicó Bertoldi.
Los Cedros es un club fundado por la comunidad libanesa en 1969 en San Miguel, donde se practica rugby, hockey y fútbol; su lema es "la cordialidad, nuestra costumbre". El equipo de rugby se creó seis años más tarde y hoy es parte de la tercera división de la Unión de Rugby de Buenos Aires.

Alberto Armendariz / LA NACION