AFA
Miércoles 29 de Abril de 2015

Aumento en las entradas: el fútbol que no es para todos

A partir de la próxima semana la popular tendrá un valor de $120 pesos para los partidos de Primera y de $100 para los de la B Nacional.

Hace rato que el fútbol dejó de ser un espectáculo "popular" si del valor de la entrada más económica se habla, y a partir de la próxima semana lo será un poco menos cuando se active un nuevo aumento para conseguir un ticket en el torneo de Primera División y las categorías del ascenso, ya que el Comité Ejecutivo de la AFA anunció una suba del precio de las generales, que hasta ahora costaban 80 pesos.
Según se aprobó este martes en la reunión de Comité Ejecutivo de la AFA, la decisión de un reajuste en el precio de las entradas populares está fundamentado en la inflación que se ha registrado desde diciembre último en adelante y la cada vez más deficitaria organización de los partidos por parte de los clubes, que al no poder vender entradas para los visitantes tienen que organizar partidos a pérdida.
Durante la temporada 2012/14 del fútbol de primera división, la AFA decidió un aumento que llevó el valor de la entrada general de 60 a 80 pesos, lo que implicó un aumento del 33,3 por ciento. Antes de que se inicie el torneo Transición 2014, el valor de la general para los encuentros de Primera División ascendió hasta los 100 pesos, lo que implicaría un incremento del 25 por ciento.
Y a partir de la undécima fecha el nuevo reajuste del precio de las generales por parte de la AFA llevó el precio de las entradas más baratas en la Primera División a los 120 pesos. En tanto, según se anunció, en la B Nacional un ingreso costará a 100 pesos, en Primera B a 90 pesos, en Primera C a 70 pesos y en Primera D a 50 pesos. Lógicamente que habitualmente no es grande la masa de entradas vendidas, ya que los socios de las instituciones entran gratis o pagando un bono de valor módico.
Por eso la bronca de los dirigentes de los clubes, porque la venta de entradas para visitantes siempre fue una fuente de importantes ingresos, sobre todo cuando el visitante era un equipo de los denominados grandes, capaz de llevar entre 8 y 10 mil personas a los estadios ajenos. En tren de comparar el precio de las entradas de fútbol con las de otros espectáculos, 120 pesos para ver un partido ya es más cara que la de los cines, que promedian los 90 pesos.
Más caro que el fútbol es el teatro, con entradas que en promedio cuestan 200 pesos. Pero claro, las plateas para ver fútbol, de acuerdo al encuentro y al club organizador, pueden costar para quienes no son socios de 500 pesos para arriba, con lo que se podría concluir que el fútbol también es más caro que el teatro de acuerdo al precio de la entrada.