Ovación
Lunes 07 de Marzo de 2016

Buscar el equilibrio sin perder peso en ataque

  Unión debe recuperar esa solidez defensiva del año anterior, pues caso contrario sufrirá más de la cuenta en un torneo donde apenas ganó una vez en 6 presentaciones

El saludable planteo que llevó a la práctica Unión en Rosario lamentablemente no pudo prorrogarlo en el 15 de Abril frente a Racing.
 
Cuando se ve el resultado final no necesariamente debe cargar las tintas en los seis goles en contra. Es una parte triste de la historia, pero no representa lo que sucedió a lo largo de todo el partido.
 
Con la autocrítica que lo caracteriza y la entereza para enfrentar a los periodistas el propio Leonardo Madelón dijo “sentir vergüenza por un palazo duro”, algo que a todo el mundo rojiblanco afectó pero que tal vez, por diversas circunstancias, no condice con el todo.
 
 
Ese examen en profundidad lleva a encontrar puntos positivos del Tate de mitad de cancha hacia adelante. Esto que pasó en Rosario y contra la Academia, el equipo no había podido lograrlo en las fechas anteriores.
 
Este es el punto a prorrogar, tal vez con algunos intérpretes distintos que se puedan sumar, pero a la capacidad goleadora que adquirió en este torneo Claudio Riaño (cinco goles), más el buen momento de Lucas Gamba, la jerarquía que puede aportarle Ignacio Malcorra, el despliegue de Mauricio Martínez y la experiencia de Diego Villar ponen a los rojiblancos con un abanico importante de posibilidades de herir a los rivales de turno. 
 
Todos estos ítems también contaron con la saludable proyección de Bruno Pittón, llegando al gol inclusive, pero otro es el panorama cuando al canterano le toca defender.
 
Si se quieren encontrar puntos positivos son los que se enumeraron anteriormente, pero que no pueden ser avalados desde lo matemático (el equipo apenas ganó una vez en el certamen y lleva cuatro fechas sin sumar de a tres).
 
Errores profundizados
Muchos jugadores coinciden en expresar que la defensa empieza desde el trabajo de los delanteros. Entonces algo no está haciendo bien una de las líneas. En el fútbol de hoy también los atacantes deben sacrificarse para recuperar el balón o ensuciar el armado del adversario (lo de Diego Milito en Santa Fe fue un claro ejemplo).
 
Y en la mitad de la cancha la contención no es la misma que en partidos anteriores. En verdad Unión nunca pudo recuperar con continuidad en el Torneo Transición, perdió más de lo que ganó y contrató a un jugador que hasta el momento alternó más malas que buenas (Nelson Acevedo).
 
Poner la mirada y echar culpas en un jugador sería injusto, porque así como Villar, Martínez y Malcorra son importantes para desprenderse y atacar, su capacidad de recuperación no es lo que está necesitando Unión y que lo expone a quedar mano a mano con sus defensores.
 
Por las puntas tampoco se pudo afirmar el team Madelón. Britez tiene un importante recorrido ya en Primera División pero siempre sus actitudes perjudican al resto de la formación. Pittón va pero cuando vuelve sufre. Y los marcadores centrales salen lejos y mal, combinan desacoples profundos que dejan en muchas ocasiones a jugadores rivales mano a mano con Fernández.
 

Está a la vista que Faccioli no es Leo Sánchez, que el pibe Fleita tampoco logró afirmarse. Sumado a eso llegó la inoportuna lesión de García Guerreño. Y el DT mira para atrás y pareciera no tener mayores alternativas que puedan ofrecerle una posibilidad diferente. Si esto sucediera, no sería necesario pasear por todos los puestos de la última línea a Santiago Zurbriggen.

El famoso equilibrio que pidió el estratega tatengue es el que nace en cada entrenamiento, en cada ensayo táctico, en no salirse del libreto y salir a la cancha sabiendo debilidades y aciertos, pero siempre tomando en cuenta que el rival también juega.
 
Racing facturó cada error defensivo, no lo dejó festejar a pesar de que los rojiblancos tuvieron la valentía de no rendirse y levantar tres veces un resultado adverso.
 
Muchas veces con garra, con ímpetu, con fuerza no se dirimen los partidos. Se necesita ser inteligente para hacer una buena lectura. Tampoco es correr por correr. Conocer los momentos de los encuentros y ser conscientes que esa ansiedad de ganar, más aún en condición de local no debe traicionar un plan estratégico armado con anterioridad.
 
Los dos próximos encuentros son, en muchos aspectos, buenas pruebas para el equipo. De carácter, de inteligencia y de saber que este momento le puede tocar a cualquier equipo pero es ahora donde la unidad, el diálogo y la contracción al trabajo dejarán en el camino estos errores puntuales que están reflejándose en el arco propio.
 
 
Victoria y punta
La Reserva le ganó este lunes 2-1 a Racing, sumó su cuarta victoria y con 12 puntos el equipo de Juan Pablo Pumpido lidera la zona 2. La formación: Peano, Fleita, Mauri, Blasi, Britos, Parisi, Fantín, Algozino, Gómez Varas, Mainardi y Andereggen. 
 
La Academia se puso en ganancia por intermedio de Lautaro Martínez (PT 23’), pero Mariano Mauri lo empató (ST 25’), mientras que Matías Gallegos (ST 34’) dio vuelta la historia en el 15 de Abril.